Deja De Crear Basura: Una Guía Para Diseñar Interfaces Que Duren Mucho Tiempo

Somos una sociedad que constantemente arroja cosas a la basura, de moda rápida a obsolescencias manufacturadas en nuestros dispositivos, mucho de lo que compramos se tira a la basura en menos de un año. Los productos comienzan a deteriorarse demasiado rápido o son reemplazados por más nuevo, brillante o moderno.

We are a throw-away society. From fast fashion to manufactured obsolescence in our gadgets, much of what we buy gets thrown in the trash within less than a year. Products wear out far too quickly or are replaced by something shinier, newer, or more trendy.

No solo esto es terrible desde una perspectiva de sustentabilidad, pero cuando algo está diseñado para ser reemplazado de forma casi inmediata, significa que estamos creando literalmente basura.

Lo mismo pasa en el diseño de producto digital. ¿Cuál es el punto de perseguir ciegamente las últimas tendencias si el resultado tendrá que ser reemplazado con un completo rediseño unos meses después? ¿El complicado efecto que buscas lograr con tu infraestructura lo hará defectuoso e inutilizable sólo poco tiempo después de su lanzamiento?

Diseñadores profesionales siempre deben estar atentos de las últimas tendencias en diseño y tecnología, pero los mejores diseñadores encuentran un punto de apoyo firme para desafiar y durar más que cualquier tendencia. Al concentrarse en el problema central que los diseñadores intentaban resolver, también lograron un diseño que ha conseguido durar por muchos años. Los mejores diseños son eternos.

“El buen diseño dura muchísimo tiempo. Evade estar de moda y por eso nunca parece anticuado. A diferencia de un diseño que está de moda, este otro dura muchos años–incluso en la sociedad descartable de hoy.” Dieter Rams

¿Recuerdas aquellos días del diseño del eskeumorfismo, cuando toda interfaz parecía ser cubierta en gradientes excesivos, sombras y texturas como madera y cuero? Lo que comenzó como una forma de hacer uso de las propiedades de objetos análogos del mundo real para ser incluídos en interfaces digitales e incorporar metáforas visuales, se convirtieron en una novedad de pasarela.

Las tendencias no son problemáticas por sí solas, pero un buen diseñador puede ver a través de qué es útil. El eskeumorfismo en el diseño por sí mismo resalta la necesidad de que las interfaces digitales reflejen patrones en la realidad. Un control que se vea como un interruptor le da una pista al usuario en cuanto a su significado. La mayoría de los calendarios digitales tendrán fechas ordenadas para verse de la misma forma que el que tienes colgando en tu pared. Los diseñadores han aprendido desde ese entonces que los patrones parecidos al cuero y papel roto son visualmente innecesario y se ven pasados de moda.

La tendencia de hoy es el montón de pila de basura de mañana. Mira críticamente a lo que es popular y pregúntate por qué lo es, ¿cuál es la necesidad específica la que parece estar refiriéndose? Una vez que excaves pasando la basura, puede que llegues a encontrar un poco de algún tesoro que valga la pena incorporar a tu pensamiento de diseño.

El último diseño de iCal de apple mantiene una conexión visual con la idea de un calendario, pero se deshace de los elementos innecesarios que distraen al usuario propios del eskeumorfismo, los cuales alguna vez fueron “tendencia”. En vez de seguir una tendencia estética específica, la nueva iteración se enfoca sólo en elementos de interfaz que añadan al entendimiento del usuario en la información de qué es lo que hay que hacer con él.

Mantenlo simple

Como el escritor Antoine de Saint-Exupery dijo, “Un diseñador sabe que ha llegado a la perfección no cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más para quitar”. A menudo, la evolución del diseño es un proceso progresivo de simplificación. Si comienzas con simplicidad y evades características superfluas o complejidades innecesarias, tu diseño tendrá más espacio para adaptarse cuando sea necesario y evadir modificaciones mayores.

Piensa como el logo de Apple es hoy: sencillo, limpio e icónico. Podrás reconocer el original por Ronald Wayne. Mientras que es una hermosa pieza de ilustración, tiene más en común visualmente con una etiqueta de una patente médica del página del siglo 19 que la elegante encarnación que quita el aliento de muchos hoy en día.

Diseñar para la longevida

Aunque no hay una forma increíblemente segura de capturar un rayo dentro de la botella del diseño inmortal, las siguientes pautas te ayudarán a asegurar tu diseño para el futuro.

Evade estar a la moda

Siempre pregúntate esto: ¿Esta nueva tendencia que estoy poniendo en mi diseño algo que soportar las que vengan en el futuro? Las tendencias van y vienen, y depender de la modernidad puede condenar a tu diseño a sentirse antiguo ni bien aparezca la próxima ola de tendencias. Hace mucho tiempo, esto era innovador:

Cuando se edita un diseño desde su concepto crudo e inicial, piensa sobre el problema que estás intentando resolver. ¿Qué es lo más esencial en el diseño? ¿Qué es lo menos esencial? ¿Puede cualquier cosa ser alejada de la complejidad de tu solución para resolver un problema más simple y elegante? Mientras más enfocado tu diseño esté en la solución, es probable que dure por más tiempo.

No rompas la caja

¿Cuándo es necesario reinventar la rueda? Pocas veces. Quizá puedas diseñar una interfaz increíble que requiera código complejo y personalizado, y pueda empujar los bordes de tu infraestructura al mismísimo límite para poder conseguir el efecto correcto, ¿pero deberías? ¿Tu solución podrá crear una situación que sea tan rígida que una sola actualización software cause que toda tu casa de naipes se caiga? ¿Tu diseño necesitará ir directamente a la basura porque en realidad rompe la internet?

Haz uso de patrones familiares en tus diseños y codear dentro de infraestructuras comunes y lenguajes de markup. No le pidas a tus usuarios tener que bajar cosas extra sólo para que puedan usar tu sitio o app. Tu UI no sólo será más fácil de entender, sino que también más fácil de entender. Piensa sobre todas las veces en las que deberíamos haber elegido no usar Flash.

Ten una buena justificación y pensamiento para lo que haces. La audacia es el alma del diseño de alto impacto, pero elige tus batallas. Concéntrate en un sola meta para la “magia”, pero juega teniendo las reglas en mente en todo el resto. No sólo eso le ayudará a ese detalle estrella a brillar, sino que te ahorrará a ti y a tu equipo de desarrollo muchos dolores de cabeza.

Predice tu futuro

No, no tienes que invertir en una bola de cristal, pero debes pensar en el futuro. Si quieres que tu diseño dure, tendrás que intentar e imaginar la trayectoria de la solución de diseño. Esta es una de las cosas difíciles de hacer para los diseñadores, pero para ser parte del futuro un diseño debe anticipar, o crear, futuras tendencias.

La cámara instantánea Polaroid, por ejemplo, vio la tendencia de la fotografía casual décadas antes de la selfie. Al concentrarse en hacer una cámara que capture y desarrolle fotos en el momento, Polaroid satisfació a la cultura moderna concentrada en imágenes y su necesidad siempre creciente de gratificación instantánea—¡Sólo mira la marca de Instagram!

No sólo es Polariod el ancestro de la selfie, sino que el diseño es tan exitoso que incluso las supercomputadoras en nuestros bolsillos pueden tomar fotos digitales en alta resolución de forma ilimitada en el momento, y por eso la foto Polaroid en su formato físico es aún inmensamente popular.

Observa el problema que estás resolviendo e intenta imaginar las siguientes etapas en la evolución de su uso–¡quizá puedas predecir el futuro! Como dijo el analista en sistemas Alan Kay, “la mejor forma de predecir el futuro es inventándolo”.

Observar diseños atemporales para inspirarte

Algunos de los mejores diseños han logrado superar su contexto original para volverse atemporales. A continuación, unos ejemplos de diseños que han persistido relativamente sin cambiar.

El sistema de estantería de Dieter Rams

Google comenzó su vida como un motor de búsqueda competitivos como muchos otros a fines de los años del siglo 20. Google se familiarizó con el concepto de búsqueda de manera muy diferente a comparación de su competencia. Un logo, una barra de búsqueda y un botón, y la opción de “me siento con suerte”. La simplicidad fue audaz y persuasivo.

Avancemos rápidamente unos veinte años aproximadamente, y la página del home es casi igual. Hay sólo una barra de búsqueda y un botón. Ah, y la opción de “me siento con suerte” también está ahí, también.

La silla de salón icónica Eames y otomana debutaron casi hace medio siglo atrás en 1956. El diseño simple, con madera contrachapada moldeada sobre tapizado de cuero resolvía un problema simple de proveer a una silla simple de oficina algo más cómodo para una siesta. Cincuenta años después, el mismo diseño simple es aún distinguido como es funcional. Aquí hay un vistazo a las 10 más icónicas sillas Eames.

Mucho de lo que hace Twitter especial es su fidelidad con el concepto de ser breve. Twitter es el haiku de las redes sociales—un límite de 140 caracteres impuesto en cada publicación hace que los usuarios sean inteligentes, claros y minimalistas. La idea original para la plataforma comunicacional parecida a los SMS para que amigos compartan breves statuses de actualización fue creado en 2006. Más de diez años después, se ha convertido en una de las plataformas más populares en las redes sociales, valuadas en casi 10 billones de dólares. En vez de limitarse creativamente por el límite de caracteres, unos 300 millones de usuarios de Twitter han innovado desde adentro las coacción sin alterar de difundir los ahora ubicuos conceptos como el hashtag y el retweet.

Las zapatillas de Converse All-Star

Desde James Dean a Kristen Stewart y desde los Harlem Globetrotters al Doctor, todos parecen al menos tener un par de las icónicas zapatillas. Simple lona enmarcada en suela de goma ligera y con ese tope en la punta de los pies. Aunque está disponible en decenas de colores y patrones visuales, el diseño original del zapato de basket de 1920 no ha cambiado demasiado en casi 100 años, y a sus muchos seguidores les gusta así.

Craigslist

El mercado digital donde puedes encontrar un compañero de habitación, un trabajo de medio tiempo, un futón usado una colección de paquetes de ketchup de alrededor del mundo, y todo en el medio. Lanzado como una web de simple esqueleto con una lista categórica de eventos y trabajos en San Francisco, incluso veinte años y decenas de ciudades después, la interfaz del sitio es aún libre de distracciones–ni banners o vistosos elementos de UI pueden encontrarse–lo cual es una gran parte de su magia. Algunos podrán pensar que es muy feo, pero el éxito multimillonario de Craiglist puede ser atribuído a su diseño brutalista de su sitio. Concentrándose en por qué los usuarios están ahí, en vez del placer visual, Craiglist es el lugar al cual recurrir para encontrar un buen departamento o la venta de tu colección de 300 peluches de pingüinos.

El logo de BMW

Aunque la idea de que el logo deba evocar las hélices giratorias de un avión ha desacreditado el mito, el clásico emblema existe aún hoy sin haber sido tocado idénticamente a su concepto original de 1917. La simplicidad limpia de los patrones blancos y azules en los cuadrados (inspirados en la bandera de Bavaria) aún está encerrado con un anillo negro y con las letras de la compañía arriba: BMW.

La caja para delivery de Oyster Pail

Con un objeto tan simplemente sutil que es realmente familiar para ti, probablemente no lo pienses dos veces: el oyster pail, más comúnmente conocido como la caja de delivery que se despliega en su propio plato. Patentes para este ingenioso diseño datan a fines del siglo 19, cuando se servía como transporte para la pesca de ostras. A mitad del siglo 20, sin embargo, a la caja de papel que se dobla se le dio una nueva vida como el contenedor favorito de todo, desde arroz frito a General Tso.

Deja de crear basura. Concéntrate en detalles y un diseño que dure bastante

En un mundo de ritmo rápido, es fácil para incluso brillantes diseñadores a entrar y salir de sus momentos de inspiración y existencia sólo para ser reemplazados o finalmente ser olvidado. La evolución es un proceso necesario no sólo en el mundo natural, sino también en el mundo de diseño.

Nuestros productos creativos deben, a menudo, adaptarse rápidamente para estar a la par con los cambios en la tecnología y cultura. Sin embargo, al mirar a través de las tendencias, concentrarse en la solución, y anticipando el futuro, tus diseños podrán ser algún día atemporales como el sitio de Space Jam.

Artículo vía TopTal

Si te ha gustado este artículo únete a nuestro canal de Telegram o en Twitter

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario