Beneficios de la actualización tecnológica en el sector empresarial

La actualización tecnológica es clave para que una empresa sea competitiva. Si sus computadoras tardan en responder e incluso se bloquean, esa compañía está perdiendo tiempo y, por consiguiente, dinero. La tecnología obsoleta tiene un alto precio en términos de productividad, seguridad y descontento de los trabajadores. Tanto es así que se estima que los ordenadores anticuados o desactualizados provocan que los empleados sean un 29% menos productivos.

Otros estudios señalan que los equipos informáticos consumen alrededor del 39% de la energía utilizada en oficinas. Este impacto se reduciría al 20% si las empresas llevaran a cabo una renovación de sus ordenadores, con el consiguiente ahorro que esto supondría para ellas.

En definitiva, las empresas deben trabajar por adoptar los avances tecnológicos, con el fin de mejorar su productividad y mantener así su competitividad en el sector.

Resistencia de las empresas a actualizar sus equipos

Por tanto, tal y como hemos visto, los beneficios son importantes, prácticamente ineludibles. Sin embargo, la mayoría de empresas se resisten a cambiar sus dispositivos mientras estos funcionen, aunque sea con un rendimiento deficiente. Las razones radican en el precio que supone la adquisición de nuevos ordenadores para pymes, en la costosa (en términos de tiempo) instalación de los programas en los nuevos equipos y en la adaptación de los empleados a esas máquinas.

No obstante, estos inconvenientes deberían ser vistos por las empresas como una inversión sin la cual quedarán rezagados frente a sus competidores.

Ventajas de la actualización tecnológica

Ahora, vamos a desgranar más detenidamente los beneficios de la actualización tecnológica en el sector empresarial:

  • Aumento de la productividad: La tecnología ayuda a acelerar los procesos y reducir el número de personas necesarias para realizar un determinado trabajo.
  • Disminución de costes: Consecuencia directa de la mayor productividad es la reducción de costes. Si se necesita menos tiempo y menos empleados para realizar una misma actividad, los costes tenderán a reducirse.
  • Mayor seguridad: Mantener los equipos desactualizados conlleva un riesgo de seguridad. Será más fácil para los hackers acceder a nuestros datos y a la información guardada en nuestras máquinas.
  • Mejora de la comunicación interna y de la movilidad: Podremos contar con un mayor número de herramientas para comunicarnos, incluso si cada uno trabaja desde un lugar diferente. La generalización del trabajo en remoto ha puesto en valor este punto.

Todo ello, redunda en el objetivo principal de toda empresa: ser competitivos.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta