¿Cuál es la mejor puerta corredera?

Para poder elegir una buena puerta corredera, es importante conocer los tipos que hay, sus mecanismos y cuál va mejor con el espacio que tienes. Y es que no es lo mismo una puerta para un baño pequeño que la que colocarás en tu garaje con un motor puerta corredera. Entre los tipos de puertas correderas se distinguen tres: de madera, cristal o metálicas. Conocer sus características te ayudará a hacer una buena compra y disfrutar de los beneficios que estás te ofrecen en tu hogar.

Puertas correderas para el interior de tu hogar

Dentro del diseño de interiores, una de las opciones más populares en puertas son precisamente las correderas. Estas se usan para ahorrar espacio o por su gran utilidad, lo cierto es que no todos confían en estas, aunque cada día los inmuebles se fabrican aún más pequeños, siendo esta la mejor alternativa.

Entre las ventajas que tienen estas puertas es la variedad en cuanto a tipos de hojas, materiales o movimientos. Además, son versátiles en sus herrajes, lo que supone una propuesta atractiva que no dañará el diseño de tus espacios.

Si hablamos de viviendas modernas, sin duda este elemento es imprescindible. Además de tener un gran potencial, resaltan en belleza estética, ergonomía y gran utilidad diaria. Teniendo en cuenta esto, te mostramos la ventaja que tiene algunos de los tipos de puertas correderas, de esa forma podrás elegir la que mejor se adapta a tus necesidades.

Puertas correderas de una hoja

Estas puertas son utilizadas comúnmente para el interior de la casa, sobre todo para los baños, dormitorios y cocina. Se compone de una sola hoja que realiza un movimiento horizontal, que bien puede ser hacia ambos sentidos.

Aunado a esto, este tipo de puertas es la más económica de la lista, sobre todo si se colocan por fuera de la pared. Aunque encastradas es una mejor opción para la estética del lugar, resulta más costosa la instalación.

Puertas corredizas enfrentadas

Se trata de dos hojas que se enfrentan en el mismo paramento, es decir, cara vertical de pared. Estas son las típicas puertas dobles que se usan para comedores. Se usan generalmente para proporcionar más apertura y, por ende, mayor espacio de paso.

Ahora bien, para elegir este tipo de puerta, hay que considerar si hay interruptores eléctricos alrededor pues al abrir la puerta estos pueden quedar cubiertos, lo que no resulta nada práctico. Sin embargo, son perfectas para unir ambientes, pero también separarlos de forma rápida.

Puerta corredera fija

Esta puerta se compone de una hoja fija, que por lo general es fabricada en cristal para que pase la luz. La misma se fija a la pared mientras que la otra hoja se mantiene en constante movimiento, y es mucho más grande que la anterior.

Por lo general, este tipo de puertas se usa para zonas de paso frecuente como un comedor o salón. Además, también es útil cuando queremos aprovechar la iluminación del exterior o bien, para ampliar el espacio de la entrada.

Puerta corredera paralela

Las puertas correderas paralelas ubican sus hojas a cada lado del hueco de la pared. Este tipo de puertas se usa con frecuencia en espacios amplios como el salón, para tener acceso a la cocina o comedor.

Hay que tener en cuenta que la instalación de estas puertas resulta más complicada ya que debe encajar bien para no perder la estética y el aislamiento térmico. Además, debe estudiarse bien su instalación para lograr lo más posible que se proteja la habitación de ruidos externos indeseados.

Puertas correderas para esquina

Estas puertas no son comunes en zonas residenciales, más bien se usan para inmuebles de oficina. Para este caso, las hojas se encastran en la esquina, de manera que se ofrece un cierre vertical. Claro está, su instalación es más compleja, el valor es más alto y hay que considerar bien el uso de los herrajes. De manera que lo mejor es que pidas ayuda a un profesional para la instalación de estas puertas.

Puerta corredera telescópica

Son bastante comunes en zonas residenciales. Puedes distinguirlas de las demás pues van desde el suelo hasta el techo. Es por eso que se usan para comunicar espacios de dimensiones grandes.

El precio de las puertas correderas telescópicas es elevado debido a la complejidad de sus herrajes y el tamaño de las hojas. Por lo general, se usa la madera con chapado para fabricar este tipo de puertas pues resulta mucho más resistente pero ligero al momento de usar.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta