Elegir portátil para la vuelta al cole: 5 claves para una compra inteligente

Las clases no presenciales, los deberes y las reuniones virtuales, han convertido al ordenador portátil en una herramienta indispensable para este ciclo escolar. ¿Qué características debe tener? Descubre cómo tomar una decisión acertada.

Si la educación virtual venía abriéndose camino a paso acelerado, la llegada de la pandemia ha sido su despegue definitivo: hoy en día es difícil encontrar un niño, adolescente o adulto que no haya recibido algún tipo de formación online.

Para el acceso a cualquier contenido digital educativo, hace falta un ordenador con ciertas características tanto en rendimiento como en capacidad. Un equipo multitarea como este portátil de PCBox no debe ser considerado un gasto, sino una inversión.

Cuando hablamos de ordenadores para estudiantes, pensamos en reducir al máximo el presupuesto. Sin embargo, esto puede ser un error: no hay equipo más caro que aquel que resulta obsoleto al poco tiempo de su compra. En este artículo, consejos y recomendaciones para comprar un ordenador óptimo para la vuelta al colegio o la universidad.

Ordenador, colegio y universidad

Tal y como hemos mencionado anteriormente, las clases virtuales que debieron empezar forzosamente con la pandemia, ahora van retornando poco a poco a las aulas. Aún así, cada vez más contenidos educativos requieren el uso de dispositivos fijos o portátiles para su desarrollo.

Las generaciones en edad escolar son el grupo que más ha crecido en la utilización de ordenadores y móviles. Según las últimas encuestas del INE, “la utilización de las nuevas tecnologías por parte de los menores se encuentra, en general muy extendida”, puntualizando que en el 2020, el 91,5% de los menores de 10 a 15 años utilizan el ordenador frente al 89,7% en 2019.

Los estudiantes de grados superiores, por su parte, ya no pueden prescindir de un ordenador en sus carreras. Cualquier universidad, ya sea a distancia o presencial, requiere un manejo básico de estos dispositivos. De hecho, cada vez más carreras se trasladan del entorno físico al virtual, facilitando el acceso de mayor alumnado.

5 características de un ordenador para el cole

Tal y como hemos mencionado en el ejemplo anterior, existen ordenadores por menos de 500 euros que cumplen todos los requisitos para hacer los deberes y participar de clases virtuales. Según los expertos, esto es lo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un ordenador para el cole:

  • Conexión a Internet

Primer punto y más que imprescindible. Descargar contenidos, conectarse a una clase y enviar trabajos, es parte del quehacer cotidiano en la educación no presencial.

  • Paquetería Office

Es recomendable comprarla al mismo tiempo que el ordenador. De hecho, la mayoría de tiendas online ofrecen incluir la paquetería al momento de la compra.

Un editor de texto, hojas de cálculo y presentaciones son los requerimientos más comunes en los deberes escolares.  

  • Procesador i3 y 4 GB de memoria, como mínimo

Estas son las características básicas que debe tener para poder seguir clases desde casa sin que el ordenador colapse y disponer de una velocidad apta para multitareas.

  • Webcam

La mayoría de los nuevos ordenadores ya la traen incorporada. También es recomendable que incluyan un obturador de privacidad para mantenerla cerrada cuando no se esté usando y así cuidar la seguridad de los menores.

  • Pantalla con buena resolución que evite la fatiga visual

La salud visual de los niños y adolescentes que pasarán varias horas al día frente al ordenador no es un tema menor. La pantalla del ejemplo que mencionamos al comienzo del artículo, por ejemplo, permite vermás detalles con menos distracciones visuales, gracias a los marcos estrechos en los cuatro lados de la pantalla FHD de 35,56 cm. De esta forma se consigue una mejor experiencia visual y reduce la fatiga.

¿Y para la universidad?

En el caso de los estudiantes universitarios, las características del ordenador que necesitan varían según la rama del conocimiento elegida.

La portabilidad es uno de los aspectos comunes, ya que muchas veces se requerirá trasladar el equipo para reunirse con un equipo de trabajo, llevarlo a la biblioteca, recibir clases en casa o utilizarlo en el laboratorio.

Con respecto a la duración de la batería, dependerá del uso. Generalmente, las pantallas más grandes consumen más rápido la batería. Es aconsejable que tenga entre cuatro y seis horas de autonomía como mínimo.

La cantidad y variedad de puertos de conexión, así como una buena tecnología gráfica integrada, también resultan básicos para las tareas de la universidad. Y por supuesto, no hay que olvidar una memoria RAM de entre 8 a 16 GB, un disco duro con buena capacidad de almacenamiento y que el teclado resulte lo más ergonómico y cómodo posible.

Ordenadores para estudiantes: cada vez más opciones

Durante los últimos años, los fabricantes han identificado dos grupos potencialmente ávidos de más y mejor tecnología: los estudiantes y los gamers. Tanto para estudiar como para disfrutar un momento de ocio, o para las dos cosas al mismo tiempo, se necesita un buen ordenador.

Por ello, han desarrollado funcionalidades específicas para estos grupos de consumidores. Hoy en día es común encontrar ordenadores que cuidan la salud visual y postural del usuario, tienen tarjetas gráficas que responden a las necesidades de los más exigentes y, en general, permiten una experiencia de uso cada vez más confortable.

Como en toda compra, los gustos personales y el presupuesto disponible, serán las condiciones finales para la decisión. En cualquier caso, contar con información específica y el consejo de expertos, resulta de una gran ayuda.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta