Especialistas en desalojo de okupas

El desalojo de okupas es un proceso un tanto complicado sobre todo si la ocupación del hogar lleva tiempo de haber ocurrido. Pero, en el caso de darse una ocupación ilegal en un inmueble a tu nombre, y luego entrar a desocupar al okupa a la fuerza puede cambiar bastante la situación. De hecho, en estos casos, el okupa puede llegar a denunciar al propietario por coacciones.

Ten en cuenta que, siempre se tiene que seguir el procedimiento judicial para desalojar a los ocupas, si no se hace de este modo puede que el proceso se torne mucho más complicado. De hecho, esto es algo que te dirá el abogado que contrates. Recuerda que, se trata de hacer que todo el proceso sea lo más rápido posible, y esto dificulta mucho las cosas.

Sin embargo, también, existe la posibilidad de hacer un procedimiento express para poder hacer un desahucio contra los ocupas. Aunque, para poder hacer esto, se tienen que cumplir una serie de requisitos. ´

Por ejemplo, esto solo se aplica para la persona física que sea propietaria o poseedora legítima por otro título. Lo mismo para entidades sin ánimo de lucro con derecho a poseer la finca en cuestión y para entidades públicas propietarias o poseedoras legítimas de la vivienda social.

Si tenemos en cuenta las personas jurídicas no van a tener acceso a este procedimiento más ágil por no estar en el grupo mencionado. En este caso, en particular, se tiene que optar por otras vías, pero bajo ningún motivo hay que ir por la vía de hecho. Al hablar de la vía de hecho, se refiere a “Tomarte la justicia por tus manos”.

Tienes que evitar amenazas, intimidaciones, cambiar las cerraduras o sabotearlas, bloquear el acceso a la vivienda o cualquier otra actividad similar. Este tipo de acciones no suelen respetar en ningún momento los derechos de los demás. Además, aunque, se trate de un ocupa la Constitución reconoce un derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio.

Debes tener muy en cuenta que hay okupas por necesidad y okupas por vocación, los primeros lo hacen porque no tienen un lugar para vivir. Mientras que los segundos los hacen para ver si pueden quedarse con la vivienda, incluso puede que para sacar cosas de ella.

Independientemente de cuál sea el tipo de okupa que esté en tu hogar, siempre se tienen que acudir a las vías legales. En estos casos las autoridades son las que se encargan de comprobar la situación y van a desalojar luego la vivienda. Dependiendo de cuál sea el caso se les ofrecerá asistencia social a los okupas, pero también los pueden sancionar si es necesario.

Entonces, en primer lugar, debes buscar un abogado anti okupas para que te ayude a agilizar el trámite de la mejor manera posible , en Madrid tenemos a JR Abogados, especialistas en desalojo de okupas. Posteriormente, tienes que denunciar la situación ante la policía, aunque, no es seguro que puedan ayudarte puede que los okupas al ver a los policías decidan marcharse.

Luego hay que poner en marcha la acción de desahucio entre los tribunales. Al momento que presentas la demanda las autoridades comprobaran que tú eres el propietario de la vivienda y que las personas que la ocupan lo hacen sin titular para ello. Al mismo tiempo, se le tiene que notificar a los okupas el ejercicio de la acción, al hacer esto el o los okupas tiene un plazo de 5 días para demostrar que reciben de forma legal.

Siempre que no demuestren que viven de forma legal en la vivienda, se va a proceder con su desalojo inmediato. Obviamente, esto lleva su tiempo, no es algo que ocurra de un día para otro, de hecho, transcurre alrededor de 30 días desde que se presenta la demanda hasta que se tramita.

Este último es un tiempo promedio, la verdad es que puede llegar a demorar mucho más tiempo. Al llegar el día de desalojo los okupas tienen dos opciones: abandonar la vivienda por sí mismos o será la policía quien los obligue a salir de la casa.

Cuando ya se desalojan a los okupas ya vas a poder cambiar la cerradura y tomar cualquier medida que consideres necesaria para evitar que el problema vuelva a suceder.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta