Las Cuatro Fases De Un Juicio Penal Explicadas Brevemente

La mayoría de los casos penales se resuelven sin llegar a juicio; aquellos que son controvertidos van a un juicio penal. Un caso penal pasa por varias fases antes de ser presentado finalmente en el tribunal para un juicio. Los abogados penalistas, un fiscal o un acusado pasan por cuatro fases diferentes de un juicio penal. A continuación, se explica brevemente cómo se desarrolla un juicio penal de principio a fin.

1. Previo al Juicio:

Esta es la primera fase de cualquier juicio penal. Se trata de reunir todo tipo de pruebas e información relacionada con el caso. La fiscalía buscará pruebas que hagan que su caso sea fuerte y válido en el tribunal, mientras que los acusados también hacen lo mismo para demostrar la inocencia de su cliente. Tanto la fiscalía como la defensa pueden también contrainterrogar las pruebas que se presenten en el tribunal. Los testigos, en caso de haberlos, también pueden ser repreguntados en esta primera fase del juicio.

2. Juicio:

Una vez cumplidos todos los requisitos previos al juicio, es el momento de comenzar el juicio propiamente dicho. El juicio propiamente dicho también se compone de varias fases;

  1. Selección del Jurado: En la mayoría de los casos penales, se selecciona un jurado neutral para el caso. Tanto la acusación como la defensa seleccionan a los miembros del jurado.
  2. Declaración de Apertura: El juicio comienza presentando una visión general del caso llamada declaración de apertura. El fiscal comienza con la declaración seguida por la defensa. El propósito es presentar el punto de vista de ambas partes.
  3. Declaración de los Testigos: Si hay algún testigo, será interrogado tanto por la acusación como por la defensa. El testimonio de los testigos se considera vital en los casos penales; por eso se les interroga a fondo.
  4. Declaración Final: Una vez finalizados todos los procedimientos anteriores, ambas partes presentan al tribunal su declaración final.
  5. Jurado: Después de los alegatos finales, el juez instruye al jurado para que tenga en cuenta todo lo que se dice en la ley. El jurado se retira y decide el veredicto de culpabilidad o de inocencia.
  6. Veredicto: Una vez que el jurado termina de deliberar, entrega su veredicto al juez o el presidente del jurado lo lee en voz alta en la sala.

3. Sentencia:

Una vez finalizado el juicio y emitido el veredicto del jurado, el juez procede a dictar la sentencia. Para la mayoría de los casos penales, la ley ha definido las penas. Para los casos graves y singulares, corresponde al juez dictar la sentencia adecuada.

4. Apelación:

Después de la sentencia, el juez siempre da la opción de apelar la sentencia en un tribunal superior. Sólo se puede apelar si hay errores legales en el juicio o alguna parte del mismo no se ajusta a la ley. En ese caso, el acusado puede pedir una apelación solicitando otro juicio.

Los juicios penales suelen ser largos y complicados. Un buen abogado penalista no sólo puede ahorrarle dinero, sino que también puede hacerle ganar el caso. Elija siempre un abogado con experiencia y buena reputación para reducir las posibilidades de fracaso. 

Para una representación y asesoría experimentadas en defensa criminal, The Medlin Law Firm tiene sus puertas abiertas a cualquier solicitud en ésta área de práctica.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta