Railway Empire

Railway Empire, el nuevo título de los creadores de Patrician IV, llega a Steam y consolas para conquistar a los apasionados del “management”. En Railway Empire crearás una compleja y extensa red de ferrocarril, comprarás más de 40 trenes diferentes, modelados con extraordinario detalle, y adquirirán o construirán estaciones de ferrocarril, edificios de mantenimiento, fábricas y atracciones turísticas para mantener tu red de transporte por delante de la competencia.

Si quieres que el servicio de trenes sea eficaz, también deberás contratar y supervisar a trabajadores, así como desarrollar más de 300 tecnologías, como mejorar los mecanismos o los propios trenes, crear infraestructuras o servicios avanzados en el lugar de trabajo, etc., todo ello mientras progresas a través de cinco eras de innovaciones tecnológicas.

No obstante, no te bastará con construir e investigar para llegar a lo más alto: la competencia nunca duerme, y para que tu negocio vaya por buen camino, tendrás que sobrevivir a tres magnates rivales. Puede que, para triunfar, debas recurrir cada vez más a tácticas poco ortodoxas, como atacar y sabotear a tus enemigos mediante asaltos y espionaje industrial.

Expansión es la clave

Dada su naturaleza ferroviaria es lógico que la mayoría de nuestro tiempo en Railway Empire estaremos construyendo distintas vías de tren para expandir el terreno cubierto por nuestra red. Cada ciudad que conectemos a nuestra red tendrá determinados requisitos de materiales que necesitan o materiales de los que buscan despojarse, así como una serie de pasajeros dispuestos a apearse a tu tren.

De como conectemos dichas ciudades entre sí y con los recursos circundantes dependerá nuestro exito en Railway Empires. Sí, por ejemplo, tenemos una ruta extraordinariamente larga y que pasa por distintas granjas y minas debemos tener en cuenta que si no pasamos también por alguna ciudad en el camino no podremos vender estos materiales y la mayoría del trayecto de nuestro tren habrá sido en vano. La planificación de nuestras vías y el ser realistas sobre las capacidades actuales de nuestros trenes deben ser siempre factores en nuestra mente a la hora de tratar de convertirnos en magnates ferroviarios.

Gráficos

Nada de esto funcionaría si no fuera por lo increiblemente pulido que está este título. Los menús saltan a la vista en cuanto abres el título, rebosando cariño y cuidado por los cuatro costados. Simples, vistosos y fáciles de usar, con botones bien grandes, no queda duda de que una de las grandes lacras del género (sus menus engorrosos y excesivamente complejos) se ve solucionada en este título. Todo tiene un estilo artístico elaborado y se nota que detrás de cada elemento visual había un artista y no un programador. Cada uno de los personajes con que nos topamos, ya sean rivales o trabajadores a contratar, cuenta con una pequeña caricatura del mismo y las ya mencionadas animaciones de la campaña ayudan a ponerle cara a esta aventura cuyo protagonista son enormes máquinas de metal y vapor.

Pros

  • Los menus, intocables en su género
  • Sus gráficos, excelentes.
  • Sencillo e intuitivo
  • Muy entretenido para partidas largas
  • Repleto de contenido

Contras

  • La IA, que hace trampas.
  • Será demasiado sencillo para veteranos del género

Si quieres recibir artículos como este en tu móvil únete al Canal de Escape Digital en Telegram o en Twitter

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *