Piensa S.M.A.R.T. Para Definir Objetivos Comerciales Para Tu Próximo Proyecto De UX

Objetivos de negocio claros significan una ejecución precisa y eficiente. El inteligente. El marco (específico, medible, procesable, realista y basado en el tiempo) puede ser una clave para el éxito de tu diseño.

Muchos diseñadores de UX piensan que su objetivo principal es crear una experiencia de usuario deliciosa o un diseño elegante, pero ese no debería ser el enfoque principal. Los diseñadores necesitan pensar más allá de los simples píxeles. Deben adoptar una perspectiva comercial, pensar estratégicamente, considerar los objetivos principales y diseñar tanto para los usuarios como para los objetivos comerciales.

Al leer el brief del cliente, a menudo encontramos que los objetivos del negocio y los requisitos no están claramente formulados. O bien obtenemos cosas salidas de Clients from Hell, sufrimos falta de comunicación o enfrentamos expectativas poco realistas y poco claras. Escuchamos solicitudes vagas, como, “Queremos que un nuevo sitio web atraiga más visitantes” o “Necesitamos una aplicación muy atractiva”. Como resultado, nos cuesta mucho identificar los objetivos primarios del diseño. Es un deber profesional del diseñador evaluar y planificar todas las necesidades del proyecto, así como los resultados esperados.

Un gran diseñador de UX es un pensador avanzado que no solo se conforma con ejecutar el diseño, sino que se esfuerza por obtener resultados óptimos. Un gran proyecto de diseño siempre debe comenzar analizando el informe del cliente para encontrar puntos de dolor que potencialmente podrían llevar a todo el proyecto en la dirección equivocada. Y finalmente, ambas partes deben acordar los entregables clave a lo largo de todo el compromiso.

¿Por Qué El Pensamiento Y La Planificación Siempre Deben Venir Antes Del Diseño?

Como aprenderemos en este artículo, el framework S.M.A.R.T. evita el desperdicio y maximiza la eficiencia. Los buenos diseñadores siempre están orientados a los resultados; aclaran los requisitos y las metas, manejan las expectativas y trazan un plan claro antes de comenzar a diseñar. Es la mejor manera de optimizar sus esfuerzos y asegurarse de que el proyecto se mantenga en buen camino.

Hacer preguntas vitales desde el principio y hacer una investigación preliminar son pasos clave en el camino. Por ejemplo, ¿necesitamos diseñar un sitio web o una aplicación móvil?.

Es importante pensar de manera proactiva y separar lo bueno de lo imprescindible. Un cliente puede pensar que necesita una aplicación móvil repleta de características complicadas, pero un análisis diligente de los objetivos de negocio podría demostrar que un sitio web simple y receptivo sería suficiente.

Cómo Pensar S.M.A.R.T. Durante un Proceso de Diseño

En su libro Principios, Ray Dalio, uno de los inversores y emprendedores más exitosos del mundo, define los principios como “formas de lidiar exitosamente con la realidad para obtener lo que quiero salir de la vida “. Él enfatiza la idea de un enfoque sistemático y medible para casi todo lo que una empresa, equipo o persona aborda en la vida y el trabajo. Los sentimientos intestinales por sí solos pueden obstaculizar una comunicación buena, clara y saludable; por eso los sistemas y los marcos son tan valiosos.

Para un proyecto de diseño exitoso, sugerimos framework S.M.A.R.T. de referencia. Fue desarrollado por el consultor de negocios George Doran en 1981. Pensó que enfocando la atención en lo específico, mensurable, alcanzable, objetivos realistas y oportunos proporciona la disciplina que ayudará a las personas y equipos a mejorar sus posibilidades de éxito.

El inteligente. acrónimo significa: específico, medible, procesable, realista y basado en el tiempo.

Exploremos cada aspecto de este marco, y cómo se aplica a los proyectos de diseño.

S – Specific (Específico)

Hombre que sostiene un arco con el objetivo de un objetivo específico

Cada objetivo debe estar claramente definido. Se específico y no dejes espacio para la interpretación engañosa.

“Queremos más visitantes” podría significar demasiadas cosas:

  1. El cliente estaría satisfecho con 2,000 visitantes / mes.
  2. El cliente espera más de 30,000 visitantes.
  3. El cliente estaría contento con un aumento del 20%.

No deberíamos tener que jugar un juego de adivinanzas basado en solicitudes vagas. Un objetivo no específico puede llevarnos a un agujero de conejo y causar mucha frustración. Para evitar eso, debemos hacer tantas preguntas como sea necesario hasta que tengamos claridad sobre qué es exactamente lo que se requiere.

Por el contrario, “Necesitamos un aumento del 20% en nuestros visitantes mensuales del sitio web” es específico y no deja espacio para la interpretación.

M – Mensurable (Mesurable)

Datos web y móviles en un tablero que muestra el número promedio de espectadores diarios

“Sin datos, eres solo otra persona con una opinión”. – W. Edwards Deming

El diseño no es arte. Las ideas clave deberían informar la información de entrada, y la salida debería ser medible.

“Queremos que nuestros usuarios se sientan más felices” es un objetivo hermoso y noble, pero la felicidad es un valor subjetivo que es difícil de medir.

“Queremos que nuestros usuarios aumenten sus donaciones en un 30%” es mensurable, porque el cliente puede verificar los montos de donación en un sitio web.

En caso de duda, los diseñadores deben hacer algunas pruebas A/B para comparar diseños alternativos. soluciones y optimizar el resultado final.

A – Actionable (Accionable)

Toro en acción con el objetivo de un hombre

Una vez que tenemos un objetivo claro y mensurable, necesitamos los medios para ejecutarlo correctamente.

“Queremos que nuestra audiencia lea los artículos de nuestro blog por completo” no es muy procesable, al menos desde una perspectiva de diseño de UX. Podríamos rastrear las páginas vistas y el tiempo invertido en una página determinada, pero no podemos obligar a los usuarios a leer cada palabra. En este caso, sería mejor sugerir contenido y optimización SEO antes de discutir una solución de diseño.

“Queremos aumentar la participación del usuario en los artículos del blog” es más procesable. Podemos diseñar soluciones para cumplir con ese objetivo: botones para votar el artículo o el autor, formularios para dejar comentarios, una nueva sección de comentarios, etc.

R – Realistic (Realista)

Hombre que sostiene una luna no realista

Un objetivo realista debe estar a su alcance, sin apuntar a la luna.

“Queremos que cada visitante en nuestro sitio se registre” es un objetivo muy ambicioso. Lo mismo aplica para “Queremos que diseñe un sitio web para que nuestra startup convierta 100.000 visitantes por día”. ¿Tienen una sólida estrategia de marketing? ¿Contrataron a un hacker de crecimiento para ayudarlos a alcanzar una expectativa tan alta?

Los diseñadores deben tener en cuenta los números y las métricas que esperan los clientes. Por ejemplo, si bien, “esperamos que una tasa de conversión del 10% para este nuevo sitio de comercio electrónico” parezca alcanzable, si tenemos en cuenta que la tasa de conversión promedio para el comercio electrónico es de 2.95%, en realidad es bastante ambicioso.

T – Time-based (Basado en Tiempo)

Parpadeo del sistema de reloj analógico

El tiempo lo es todo. Vincula todos los objetivos a una unidad de tiempo específica.

“Queremos aumentar el tráfico del sitio en un 10%” no tiene un límite de tiempo. Necesitamos saber cuánto tiempo tenemos para lograr ese objetivo. Los números y las proyecciones importan — evaluarlos por adelantado es esencial para manejar las expectativas.

“Queremos adquirir 1,000 usuarios mensualmente durante los próximos seis meses” es muy específicomensurableprocesablerealista y oportuno. Además, saber cuánto tiempo tenemos que hacer el trabajo que conduce al resultado deseado es esencial. Nos permite ser conscientes de los recursos y las prioridades para mantenernos eficientes a medida que se desarrolla el proyecto.

Usando S.M.A.R.T. con Clientes

Cliente y diseñador colaborando en un proyecto de diseño

Los diseñadores deben analizar cada informe con sus clientes y conducirlos a una conversación en profundidad sobre cómo traducir las expectativas en objetivos alcanzables. Este es un proceso continuo para construir un fuerte marco de comunicación y confianza en ambos lados.

El enfoque Pensamiento de diseño de IDEO explica cómo “pensar como un diseñador puede transformar la forma en que las organizaciones desarrollan productos, servicios, procesos y estrategias”. Es por eso que la comunicación clara y la empatía son clave para aplicar el framework S.M.A.R.T. junto con el cliente y todos los interesados.

Usando S.M.A.R.T. con tu Equipo de Diseño

Los diseñadores colaboran en equipo en el tablero de ideas

El framework S.M.A.R.T. es para los diseñadores lo que es un plano para los arquitectos. Estos últimos no comienzan a construir una casa sin una evaluación clara del campo y consideraciones de diseño. Para alcanzar los objetivos comerciales clave, los equipos de diseño deberían alinearse detrás de los objetivos y los medios comunes -más allá de su próxima oportunidad de Dribbble- donde el diseño resuelve el problema tangible tanto para el cliente como para el usuario final.

En la práctica, los objetivos de SMART se pueden enmarcar como historias de usuario o ser incluso más específicos con historias de trabajo como explica Alan Klement. “Como usuario, quiero ser feliz” no es así S.M.A.R.T. Por el contrario, “como usuario, quiero buscar el contenido de un libro y filtrar mis resultados a través de categorías y etiquetas” es muy específico y procesable, y es un gran ejemplo de S.M.A.R.T. objetivo.

Más allá de S.M.A.R.T.

El Google Design Sprint es una gran demostración de lo valioso que es usar un “proceso de prueba de batalla” cuando se diseña en un equipo “para responder preguntas comerciales críticas a través de diseñar, crear prototipos y probar ideas con los clientes “.

Si el proyecto incluye el enfoque y el desarrollo de productos digitales, te sugerimos que eches un vistazo a esta introducción a la gestión de proyectos Agile desde Paul Barnes.

Artículo vía TopTal

Autor: Matteo di Pascale

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario