Circunstancias que generan un mal clima laboral

Ningún empleador se propone crear un lugar de trabajo negativo, pero claramente muchos empleados están teniendo malas experiencias en el trabajo, algunas de las cuales son tan malas que incluso han dejado sus trabajos.  Entonces, ¿Cuáles son Circunstancias que generan un mal clima laboral? A continuación vamos a ver algunas circunstancias.

Los roles no están claros

Este aspecto podría ser el más impactante cuando se trata de un lugar de trabajo saludable que se convierte en un mal clima laboral.

Cuando un empleado conoce su rol, significa que no solo sabe lo que implica su trabajo, sino también lo que se espera de él y lo que cuenta como un éxito o un fracaso en sus tareas. Una vez que las líneas se confunden, una persona puede perder gradualmente de vista qué tareas (o comportamiento) lo ayudan a avanzar en su carrera. Ya no conocen sus deberes específicos, ni lo que se espera de ellos.

Esto suele ocurrir en empresas más pequeñas o en crecimiento, que no cuentan con la mano de obra suficiente para cubrir todos los aspectos del negocio. Sin embargo, también se ve en las grandes empresas donde los roles se dan y quitan por capricho de la gerencia, para reparar el liderazgo deficiente. En lugar de contratar gente nueva, algunos empleadores optan por otorgar roles adicionales a sus empleados (la mayoría de las veces sin una compensación financiera adecuada).

La comunicación es unidireccional

Un ambiente saludable apoya la comunicación abierta y asertiva. La comunicación adecuada se basa en la comprensión de los roles, objetivos, actitudes y creencias mencionados anteriormente. Conocer los roles y la jerarquía de cada persona ayuda a lograr mejores resultados.

En un entorno tóxico, la comunicación nunca es una calle de doble sentido. Se utiliza como una herramienta para afirmar el dominio o como una lucha por el poder. Es pasivo-agresivo o simplemente pasivo o agresivo.

  • Pasivo-agresivo: expresar insatisfacción sin decirlo abiertamente (girar los ojos, cruzar los brazos, sarcasmo, chismes y tramas);
  • Pasivo: evitar el conflicto y la comunicación por completo;
  • Agresivo: arrebatos emocionales que afirman el dominio sobre el compañero de conversación.

La toma de decisiones es solo de arriba hacia abajo

En un ambiente de trabajo saludable, las decisiones se toman en conjunto, con aportes de todas las partes involucradas.

Por el contrario, en un ambiente de trabajo tóxico no hay consenso sobre cómo resolver un problema. La decisión viene de un superior, sin el aporte o consulta de sus pares (quienes podrían entender mejor la situación).

Los conflictos son negativos e improductivos

Los conflictos en sí nunca son positivos o negativos. Son simplemente desacuerdos en el enfoque, las actitudes o las opiniones. Es la respuesta al conflicto que puede ser negativa o positiva.

Un ambiente de trabajo saludable no rehuye los conflictos. Se ven como oportunidades para superar dificultades que, de otro modo, habrían sobrecargado el proyecto. Se alienta a las personas a comunicarse de manera abierta y asertiva, para tener siempre presente la resolución. El objetivo final es encontrar una solución beneficiosa para todos. Una buena idea para encontrar una solución es implementar una encuestas de satisfacción laboral y mejorar los puntos negativos.

Primacía de recursos humanos

La primacía de los recursos humanos se refiere a cómo los empleados ven el interés de la empresa en su bienestar, salud y satisfacción. Ya sea que se los trate como trabajadores valiosos o como nada más que un recurso que se debe administrar.

En un lugar de trabajo con mal clima laboral, los empleados a menudo sentirán que sus supervisores y gerentes los usan como herramientas para hacer el trabajo. Se mueven de un departamento a otro, cambiando constantemente sus roles en función de la tarea que se debe realizar a continuación. Además, se hace sentir a los empleados que los días festivos y los días de enfermedad son un obstáculo para el progreso de la empresa, en lugar de una oportunidad para recargar energías.

La terminación de la tarea

Un entorno saludable permite que las personas sean autónomas en su trabajo. Si bien debe haber pautas sobre cómo se hacen las cosas, los empleados pueden moverse libremente dentro de ellas y tomar sus propias decisiones cotidianas. Cuanto más independientes sean, mejores serán los resultados.

En un ambiente de trabajo tóxico, solo hay una única forma de hacer las cosas, y generalmente es una que deciden los superiores. Su método se refuerza constantemente y hay poco o ningún espacio para la experimentación. Tal práctica conduce al entumecimiento, la pérdida de motivación y una sensación creciente de no ser más que «un engranaje en una máquina». No se espera que los empleados piensen demasiado o cambien la forma en que se hacen las cosas, simplemente escuchen, copien y sigan.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta