Citas en línea o en persona: Todo lo que debes saber sobre las prepagos en Quito

Las prepagos en Quito tienen buena fama, y es que se la han ganado gracias al esmero y al trabajo duro. Actualmente las chicas pueden escoger si trabajar de forma tradicional o a través de citas en línea. Hoy te enseñaremos qué puedes esperar en ambos casos, y por qué los dos son una buena opción.

Citas en línea con chicas prepago en Quito

Normalmente, cuando querías contratar a una scort en Quito, hacías una llamada a la compañía o salías tú mismo a buscar a la chica independiente. Afortunadamente, los tiempos están cambiando y, con la llegada de internet, el proceso es más seguro para todos.

Tanto si buscas sexo, como si solo prefieres hablar con alguien y quizás, hacer manualidades, una cita en línea es la mejor opción. Piensa en esto: puedes ver fotos o videos de la chica para saber si es de tu tipo antes de contratarla.

Además, puedes hablar con ella y preguntarle todos los detalles. Ella te dirá si te dirá si está dispuesta a hacer lo que pides y cuánto puede costarte. Sin lugar a dudas, esto representa una gran ventaja, puesto que se evitan malentendidos o malos ratos. Luego, si todo está en orden, pueden proceder a un encuentro en persona.

Sin embargo, si prefieres mantener la distancia, aun puedes disfrutar mucho. La mayoría de las prepagos en Quito ofrecen contenido a través de internet o diversos servicios. ¿Te parece si echamos un vistazo a lo que puedes esperar?

Packs de contenido exclusivo

El contenido que la chica venda depende exclusivamente de ella. Lo más común, es que venda videos o fotografías. Las fotografías se venden en grupo, y en ellas la chica puede mostrar contenido explícito o no. A fin de cuentas, el contenido explícito es algo más costoso.

Por otro lado, los videos se suelen vender de forma individual. El coste dependerá de la duración del video y de lo que se vea en él. En ambos casos (videos o fotografías), la temática puede ir desde algunas fotos en lencería, hasta fetiches y filias.

Pero lo mejor de todo, es que las mujeres prepagos de Quito están dispuestas a escuchar a su cliente. Si se lo pides de forma adecuada, es posible que creen contenido solo para ti… a cambio de la remuneración apropiada, claro.

Sexting

El sexting es, básicamente, tener conversaciones eróticas a través de algún servicio de mensajería. Esta es una práctica que se extendió rápidamente al mundo de la prostitución. Puedes chatear con las chicas que desees (pagando el monto acordado) y tener una conversación caliente.

Naturalmente, cada conversación es única y existe algo más de libertad con respecto a las otras opciones. Tengamos en cuenta que se trata de un chat y no de algo que sucede “literalmente”, por lo que las limitaciones son menores.

Videollamada

Las videollamadas con prepagos en Quito son la opción más… divertida. Si contratas el servicio, que se suele cobrar por minuto, estarás cara a cara con la chica, tú solo. Claro, habrá una pantalla de por medio, pero ella hará lo que quieras.

Claro, habrá ciertos límites, pero normalmente estos detalles se hablan con anterioridad. Eso sí, cada cosa que le pidas puede tener un costo aparte, pero la experiencia realmente vale la pena.

Es una forma de interacción real, que evita el contacto directo. Inclusive, puedes probar de esta forma, antes de contratar a la chica de manera presencial.

Otro tipo de contenido

Además del contenido explícito y el no explícito, hay otras cosas que se han popularizado a través de internet. Por ejemplo, puedes comprar audios de la chica mientras se toca, o videos solo de su rostro.

También puedes comprar material, que llegaría a tu domicilio a través de algún servicio de correo. Por ejemplo, ropa interior usada por la chica o algún que otro juguete sexual que le haya pertenecido.

Citas en persona con escorts en Quito

Las escorts en Quito son profesionales en lo que hacen, tanto de forma online, como presencial. Entonces, si prefieres ir al grano y tener sexo en Quito, tienes muchas opciones de mujeres que pueden adaptarse a tus gustos y exigencias.

Siempre desde el respeto, estas chicas son capaces de complacerte con tus sueños más calientes. Saben hacer prácticamente lo que sea, y saben hacerlo bien. Pero ¿qué es “lo que sea”? De acuerdo, es normal hacerse esa pregunta, así que vamos a darle respuesta:

Sexo con penetración

Las chicas prepago en Quito pueden tener sexo con penetración, siempre y cuando se pague el precio acordado. Aunque lo más normal es que ese costo esté incluido en el precio base, no siempre es así. Por esta y otras razones, es conveniente definir todos los detalles antes de encontrarte con la chica.

Algunas de las prepago también están dispuestas a tener sexo anal, pero el costo suele ascender bastante. De nuevo insistimos en que lo hables con la chica antes de contratarla.

Sexo oral

La cuestión es que el sexo oral puede ser un poco más costoso o algo más barato, dependiendo de la chica. Pero ten por seguro que una escort en Quito estará dispuesta a hacerlo sin muchos miramientos. También puedes estar seguro de que será una de las mejores experiencias de tu vida.

Juguetes sexuales

Cuando hablamos de juguetes sexuales, el repertorio es tan amplio, que podríamos quedarnos todo el día hablando al respecto. Las prepagos en Quito son expertas en el tema y, aunque no te hablen de eso, sí que pueden darte una demostración práctica.

Ver a otra persona masturbarse con algún juguete es la fantasía de muchos. Posiblemente a ti te haya pasado por la cabeza un par de veces. Así que solo es cuestión de hablarlo con la escort antes de que se encuentren. Con toda seguridad ella cuenta con muchos juguetes sexuales, desde dildos, vibradores, hasta esposas, plugs, látigos, etc.

Roles de dominancia o sumisión

Y hablando de látigos y esposas… estas chicas saben cómo llevar un personaje hasta el extremo. Después de todo, en eso consiste su trabajo, ¿verdad?

Asumir roles de dominante o sumiso es una de las peticiones más comunes para las prepagos en Quito. Con el establecimiento de algunas reglas previas, y una palabra segura, podrán hacer prácticamente cualquier cosa.

Masajes eróticos

Los masajes eróticos en Quito son fáciles de conseguir, puesto que muchas damas de compañía tienen certificado de masajista. Entonces, es cuestión de recostarte y dejar que ella haga lo que realmente sabe hacer: usar sus manos, y quizás algo más.

Acompañamiento

Pero no todo tiene por qué estar relacionado al sexo. De hecho, a muchas de estas chicas las contratan para que trabajen como damas de compañía. La labor principal en este tipo de trabajos, es servir de acompañante.

Puedes contratar a una chica para que vaya contigo a alguna fiesta a la que no quieras ir solo. Quizás puedas ir a un evento especial, llevarla a una gala o a un restaurante. Inclusive, pueden simplemente quedarse hablando en la sala de tu casa.

Y si temes que una escort en Quito no cumpla con las expectativas de la sociedad, no te preocupes. Estas mujeres son personas al igual que tú, y saben comportarse adecuadamente para eventos de ámbito social.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta