Cómo decorar tu salón

La sala de estar es uno de los lugares de nuestro hogar en el que solemos pasar más tiempo por eso decorarla de la manera correcta resulta sumamente importante para transitar nuestro día a día de una forma agradable para ti y tus visitas.

Encontrar el equilibrio perfecto entre la decoración, el orden, el estilo y la organización puede resultar complicado, por eso te daremos algunos consejos para que te guíes al momento de decidir cómo armar tu living perfecto.

La atención de la sala de estar suele dirigirse hacia el sillón, que resulta ser una de las piezas fundamentales tanto por su utilidad como por su importancia.

Al momento de elegir un juego de sala tenemos muchas opciones, y la elección que realizaremos marcará fuertemente el estilo de nuestro espacio. Y por supuesto, este nos debe proporcionar toda la comodidad que todos deseamos luego de un día largo.

Para evitar que los modelos de nuestros sillones desentonen o sean difíciles de combinar entre sí, lo más sencillo es inclinarse por comprar un juego de muebles para sala.

Los hay de diversos tipos, si nos gusta lo clásico podemos optar por sofás tipo Chesterfield o de estilo francés por ejemplo. Si en cambio buscamos una estética más minimista y apostamos por la simpleza y la simetría, comprar un juego de muebles para sala modernos puede ser la mejor opción.

Como es bien sabido, existen sillones de diversos tamaños. Fácilmente podemos encontrar sofás de 1 a 4 cuerpos sin necesidad de tener que mandarlos a confeccionar a medida, o bien otro tipo de modelos como los sofá cama, los esquineros o los que tienen forma de “L”.

Ahora bien, por fuera de las preferencias de colores que podamos tener, o si decidimos comprar un juego de sala moderno, clásico o de cualquier otro estilo, hay que tener en cuenta el factor del espacio. Lo ideal es elegir el tamaño y la cantidad de mobiliario que vamos a colocar en nuestra sala de estar en relación al espacio del que disponemos, ya que sobrecargar una habitación no suele resultar lo más conveniente o estético.

Considerando que pasamos mucho tiempo en nuestro living, que este espacio este limpio y ordenado colabora en gran medida con nuestra relajación. Es por eso que optar con muebles que tengan espacio de almacenamiento es ideal para que nuestras cosas no estorben nuestra vista.

Esta concepción también aplica a la tecnología. Aunque la televisión, las consolas y otro tipo de aparatos electrónicos forman parte de nuestra vida cotidiana, lo ideal es que no sean el centro de atención de nuestro salón.

Un centro de entretenimiento para TV en donde colocar la televisión, guardar los controles remotos o mandos, y organizar los cables para que no queden a la vista llegando a molestarnos resulta una excelente opción.

Existe una gran variedad de modelos de centro de entretenimiento que se pueden ajustar al estilo que buscamos en nuestro salón. Los hay de pequeño y gran tamaño, y también hay modelos de paneles que se colocan en las paredes. ¡Pero cuidado! Con estos últimos siempre hay que tener en cuenta que su tamaño concuerde con el de nuestra televisión.

Otra gran opción, aunque considerablemente más costosa y exclusiva, puede ser un centro de entretenimiento moderno que nos permita elevar, esconder o girar nuestra televisión mediante un sistema eléctrico.

Claro está que, en la mayoría de los casos, un centro de entretenimiento no será suficiente para almacenar todos nuestros objetos. Buscar opciones de mesas de café y mesas auxiliares con espacio de almacenamiento es la mejor opción para quienes no saben donde más guardar sus cosas.

Y si con estos espacios no es suficiente, siempre se pueden colocar estantes en alguna pared libre, u optar por comprar cestas o cofres. Tener todas estas áreas nos permitirá que todo tenga su lugar, y que el proceso de ordenar luego de un momento de diversión se vuelva más sencillo.

Aunque no nos detendremos demasiado en este punto, resulta necesario destacar la importancia de una buena iluminación en cualquier espacio que vayamos a decorar y, cómo no, a habitar.

La entrada de luz natural es clave para hacer brillar nuestro salón, y una iluminación artificial correcta, tenue pero sin dar espacio a sombras, es lo que necesitamos para un espacio acogedor y relajante.

Tampoco debemos olvidar que los apliques de pared o las lámparas de pie o de mesa pueden llegar a ser un adorno divino si las elegimos sabiamente.

Los muebles son relevantes para armar un espacio agradable, pero los detalles que los acompañan también son importantes.

Las opciones para decorar nuestro salón son muchas, aquí te daremos algunas ideas:

  • Alfombras: distintos tamaños, formas, texturas, colores y estampados hacen que este se convierta en uno de los elementos decorativos por excelencia de cualquier hogar.
  • Almohadones: nuevamente, la variedad de diseños y modelos en los que los podemos encontrar nos permite adornar nuestros sofás con mucha libertad.
  • Cuadros: las obras de arte son unas grandes aliadas para llevar el estilo de nuestra sala de estar a un próximo nivel.
  • Espejos: con ellos podremos crear efectos de profundidad y amplitud, reflejar la luz que circula por nuestra sala y arreglarnos velozmente si llega una visita de improvisto.
  • Plantas: la presencia de un poco de verde siempre alegra nuestros días. Pero cuidado, debemos fijarnos que las mismas sean aptas para interior. O bien, los más despistados podrán optar por plantas falsas que no necesitan mantenimiento.
  • Pequeños adornos: un centro de mesa, un jarrón o florero, una pequeña escultura, y otro tipo de adornos pequeños pueden ser la cereza del postre para nuestra decoración. De todas maneras, sobrecargar el espacio con demasiados de ellos provocará que ninguno destaque y puede resultar cansador.

De la mano de estas consideraciones, escogiendo una gama de colores que nos agrade, podremos tener nuestro living soñado.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta