Cómo elegir bien una silla de escritorio

Un trabajador promedio pasa aproximadamente 1700 horas al año detrás del escritorio. ¿Qué te dice esto? Si no está interesado al elegir una silla de escritorio, terminará teniendo problemas de salud a largo plazo y su postura tiene una alta probabilidad de sufrir daños. 

Elegir una silla de oficina puede parecer una tarea sencilla ya que hay tantos fabricantes en el mercado que producen una amplia gama de sillas ergonómicas. Sin embargo, no todo lo que brilla resulta ser oro. Algunas de las sillas ergonómicas etiquetadas no cumplen con las expectativas con respecto al rendimiento, por eso es importante comparar como hacen en 10sillas con la finalidad que selecciones el que más se adapte a ti y tu estilo de vida.

Al comprar una silla ergonómica de escritorio, debe prestar atención a algunos factores. La siguiente es una guía sobre cómo elegir una silla de oficina súper ergonómica.

1. Ajustabilidad

Al seleccionar una silla de escritorio, debe observar más de cerca la capacidad de ajuste de la silla. Una silla ajustable puede significar que puede lograr todos los niveles de comodidad. ¿Qué pasa cuando eres alto? A veces, la altura promedio puede sentirse cómoda, pero a medida que pasa el tiempo, puede ver la necesidad de ajustar la altura un poco más. 

Los fabricantes tienen dimensiones especificadas. Marque los que se ajusten a su altura. No muchas sillas vienen con capacidades de ajuste. Si encuentra una silla que viene con cilindros de gas que ayudan con el ajuste de altura. Debe poder ajustar el asiento para reducir la presión sobre las rodillas y el área lumbar.

2. Profundidad y ancho

¿Cuál es el ancho ideal de un asiento? Bueno, intente este ejercicio, coloque dos dedos entre el frente de su asiento y las rodillas. Si el ancho es de menos de 1 pulgada, entonces ese podría no ser el asiento perfecto para usted. Una buena silla de oficina ergonómica debería darle una diferencia de al menos 1 pulgada. El ancho total debe oscilar entre 17 y 230 pulgadas.

3. Soporte de espalda

¿Qué tan bien la silla apoya tu espalda? Debes prestar atención al respaldo de la silla. Una buena silla ergonómica tendrá un respaldo ajustable de al menos 12 pulgadas. Más aún, la capacidad de ajuste del respaldo debe ser bloqueable para brindarle a su espalda un soporte estable. Ayudará mucho a prevenir el encorvamiento. Además, le ahorrará presión a la columna vertebral. La capacidad de ajuste de la espalda también debe tener una función de reclinación que aumente hasta 110 y 130 grados para poder acomodar su peso corporal. Mantenga los dolores de espalda alejados.

4. Apoyabrazos

Es recomendable tener una silla que tenga reposabrazos ajustables o incluso extraíbles. Los reposabrazos también deben estar acolchados para mayor comodidad. Cuando vaya de compras, pídale al asistente que le muestre una silla que tenga reposabrazos que se puedan extender hasta una altura de 7.1 y 10.6 para poder sostener sus brazos. Tener reposabrazos ajustables en ancho es una ventaja adicional.

5. Soporte para la cabeza

Una buena silla ergonómica le dará soporte para la cabeza. Dicho esto, su silla ergonómica tiene un reposacabezas activo. Además, debe poder ajustarlo para mantener alejados los dolores del cuello.

6. Capacidad de peso

Si obtiene una silla de oficina simplemente puede soportar su peso, entonces no es la silla para usted. Los fabricantes también dan especificaciones de peso. Algunas sillas pueden soportar hasta 330 libras. Tal silla sería alta: quién sabe, podría volverse adicto a la pizza y agregar algo de peso extra.

7. Giratorio

¿La silla ergonómica tiene capacidad giratoria? Si es así, entonces tienes suerte. Mantener la misma posición durante todo el día no es una buena idea. Necesitas una silla que te permita balancearte mientras haces tu trabajo. Facilitará el flujo sanguíneo y se ocupará de la fatiga que podría terminar haciéndolo sentir enfermo. Una silla ergonómica que pueda girar le ahorrará la tensión de tratar de llegar a los diferentes compartimentos de su escritorio.

8. Estabilidad

La estabilidad es la clave. No hay forma de que su silla sea cómoda si no es estable. No solo evitará que ocurran accidentes, sino que también contribuirá en gran medida a aumentar la durabilidad de la silla. Una silla con cinco radios y base de goma son los mejores. Además de la estabilidad, puede deslizar fácilmente la silla en el piso de su oficina sin estropear las baldosas.

Al elegir una silla ergonómica, es importante prestar atención a los puntos mencionados, ya que tienen un papel importante que desempeñar en la ergonomía de la silla, también para la máxima comodidad, debe estar interesado en los materiales utilizados para hacer la silla.

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *