Cómo prevenir los okupas de tu propiedad

Las personas que son propietarias de casas de alquiler, muchas veces pueden llegar a pensar que no tienen que preocuparse por los okupas u ocupantes ilegales. Pero siempre, es necesario poder tomar las precauciones adecuadas en caso de que en algún momento tengas que enfrentarte a ellas.

Una vez que un okupa se ha mudado, puede ser extremadamente difícil sacarlo de la propiedad, aunque haya leyes que te ayuden a proteger tu propiedad. Aunque dichas leyes te ayudan en cierto grado para que los ocupantes ilegales en la mayoría de los estados no invadan las propiedades, dependiendo de qué tan fuertemente protejan a los ocupantes ilegales, pueden requerir que los propietarios pasen por el largo y costoso proceso legal de desalojo para sacarlos.

La mejor manera de evitar encontrarse en esta situación es evitar que los ocupantes ilegales se muden a tu casa de alquiler en primer lugar. Teniendo en cuenta algunas estrategias simples, es posible que puedas protegerte a ti mismo y a tu propiedad de los okupas. Este tipo de personas, se define a menudo como personas que ocupan una propiedad sin título, derecho o arrendamiento. Si ocupantes no autorizados se mudan a tu propiedad sin tu conocimiento, es posible que pronto descubras que puedes estar en una situación difícil.

Lo mejor en estos casos es poder contar con un abogado que te ayude siempre a manejar de buena manera estos casos. Puedes conseguir un abogado anti okupas que te ayude a solucionar rápidamente este caso, y JR Abogados son especialistas en Desahucios y Okupas, así que ellos mejor que nadie conoce perfectamente las leyes que te pueden ayudar a que puedas tener nuevamente tu propiedad contigo y no la pierdas.

Otra manera de proteger tu propiedad es que siempre estés dando vueltas a verla en caso de que no la tengas en alquiler, o que le pagues a una persona para que pueda cuidarla en todo momento. El problema con este tipo de casos legales, es que muchas veces quienes representan ser okupas son mujeres embarazadas o con bebés lo cual dificulta el caso, aunque tengas tus documentos legales y la propiedad sea completamente tuya.

Tienes que tener conciencia de que no tengas inquilinos no autorizados, huéspedes de la casa o problemas de subarrendamiento que pueden conducir a situaciones de okupas o desahucios que son difíciles, y potencialmente costosos, de resolver. Si te aseguras de que todos los ocupantes mayores de 18 años figuren en el contrato de arrendamiento y examinen cuidadosamente a tus inquilinos, es posible que puedas mitigar estos escenarios. También debes considerar poner un lenguaje claro en tu contrato de arrendamiento sobre las políticas de subarrendamiento y huéspedes de su casa.

También debes verificar si hay signos de ocupación que parezcan exceder los indicados en el contrato de arrendamiento u otras violaciones de tu política. Si descubres evidencia de que el inquilino no está cumpliendo con tu contrato de arrendamiento, tu mejor curso de acción probable es abordar la situación lo antes posible.

Si tu propiedad queda vacante temporalmente entre inquilinos, es posible que desees hacer que tu propiedad sea lo menos atractiva posible para los okupas para disuadirlos de mudarse. Una forma de hacerlo es hacer que parezca que la propiedad está ocupada, incluso si puede que no lo sea todavía.

Por ejemplo, puede instalar interruptores con temporizador para encender y apagar las luces todos los días. Si estás cerca, considera pasar por tu alquiler cada cierto tiempo para limpiar los volantes de la puerta, abrir y cerrar las persianas y colocar los contenedores de basura en la acera (incluso si están vacíos). Si no vives cerca, puedes pedirle a un amigo, vecino o administrador de la propiedad que lo haga por ti. También puedes considerar pedirle a un vecino que estacione su vehículo en la entrada de su casa de alquiler para dar la impresión de que hay alguien en casa. Durante las vacantes, también es importante verificar los listados de alquiler para ver si hay alguno que pueda estar usando tu propiedad de alquiler en una estafa de alquiler. Aunque es poco común, a veces los propietarios de propiedades en alquiler descubren que alguien ha arrendado su propiedad a un inquilino sin su conocimiento o permiso, y ha desaparecido con el depósito de seguridad del inquilino y los pagos de alquiler. Es posible que los inquilinos ni siquiera sepan que han sido víctimas de un estafador, lo que podría ponerlo en una situación

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta