De la escoba al robot aspiradora, la evolución en busca de la comodidad

Seguro que has oído hablar de los robots aspiradores, pero, ¿sabías cómo empezó todo?, ¿y cómo ha evolucionado en todos estos años?

De la escoba al robot aspiradora, la evolución en busca de la comodidadDe la escoba al robot aspiradora, la evolución en busca de la comodidad

La necesidad de limpiar los suelos de viviendas, locales comerciales, oficinas o cualquier superficie de interior es algo que nunca ha dejado de estar presente. Si nos ceñimos al ámbito doméstico, es fácil pensar en electrodomésticos concebidos con el fin de hacer esta tarea más fácil.

Usar una escoba es algo que ya está totalmente desfasado, en la actualidad tenemos incluso robots autónomos que se encargan de hacer esta tarea en nuestro lugar. Todos conocemos muchos de esos pequeños autómatas que a día de hoy no solo recogen las partículas de polvo, sino que también limpian, pulen y abrillantan los suelos para que queden totalmente impolutos sin que tengamos que hacer esfuerzo alguno.

Pero las cosas no siempre han sido así, de hecho, los primeros modelos de aspiradoras eran realmente diferentes a lo que muchos recuerdan a día de hoy. La tecnología evoluciona a un ritmo agigantado, y eso nos permite mirar no demasiado lejos en el tiempo para notar diferencias palpables. No obstante, si miramos aún más atrás, el salto a nivel de cualidades y funciones es titánico.

Los primeros modelos de aspiradoras domésticas comenzaron a aparecer a inicios del siglo XX, allá por el año 1905. Accionables a través de una palanca manual, sus dimensiones eran considerables y contaban con un doble compartimento para llenar uno al mismo tiempo que otro se vaciaba. A pesar de lo novedoso de la propuesta, su funcionalidad y utilidad las hizo extremadamente populares en todo el mundo. Una de las características más ensalzadas era, además, que no perdían poder de succión en ningún momento.

Desde entonces, los modelos poco a poco han ido evolucionando. Para empezar, el siguiente paso con el que se pulió la fórmula consistió en erradicar la activación a mano. Tan solo había que presionar un interruptor para que la aspiradora comenzara a succionar, sin necesidad de que la persona que la utilizaba estuviera manteniendo una presión constante.

Más mejoras como la utilización de un cable extensible que se recogiera manualmente, después de forma automática con otro botón, o el uso de bolsas para hacer de depósito o incluso compartimentos con parte de agua para asentar el polvo han sido las fórmulas con las que se ha tratado de ir mejorando un electrodoméstico que es, a día de hoy, algo totalmente habitual en cualquier vivienda.

La implementación de baterías y de software para comenzar a automatizar estos dispositivos es algo que ha llegado durante el siglo XXI. Numerosos fabricantes comenzaron a experimentar con modelos que ahorran a los consumidores la necesidad de usar aparatos, teniendo como solución algo completamente automatizado y totalmente independiente.

A día de hoy, Roomba fabrica varios modelos que son mundialmente conocidos por la autonomía que poseen y por lo inteligentes que son. Aunque hablar de inteligencia en algo inerte suena imposible, esta forma parte del nuevo horizonte a explorar por los fabricantes. De hecho, hasta llegar a los aparatos actuales se ha tenido que pasar por una trayectoria repleta de aciertos y de errores.

Ahora, con los cambios en componentes y la implementación y evolución de las inteligencias artificiales, los robots aspiradores están evolucionando a un ritmo descomunal. Además de haber dejado de ser meros cepillos con un motor para absorber, pudiendo hacer todo tipo de limpieza en el suelo, las versiones más modernas son capaces de hacer planos tridimensionales de toda la vivienda para evitar colisiones y realizar las rutas más óptimas a la hora de limpiar.

Esta novedad es algo que, además, se está puliendo junto con un continuo incremento en la duración de las baterías. Los compradores están encontrando además más y más modelos que permiten establecer programas de limpieza, programar también a qué horas deben activarse y desactivarse o controlar, vía Wi-Fi, qué porcentaje de limpieza se ha llevado a cabo.

El objetivo, de cara al futuro, es mejorar tanto en funciones como en autonomía y en inteligencia. Las grandes marcas siguen lanzando más y más modelos con cada vez más posibilidades en su terreno, otorgando tanto un mayor control a distancia como una mayor posibilidad de dejar autonomía total a estos aparatos para activar, limpiar y volver a su posición inicial para desactivarse.

La limpieza de los suelos de forma manual es algo que, desde ya, puede caer en el olvido rápidamente si se desea. Grandes empresas están trabajando continuamente para que así sea, aunque la barrera de los precios es algo que sigue manteniendo a muchos sectores bastante escépticos en todo este asunto. A pesar de ello, a medida que se avance en tecnologías, la curva de precios irá descendiendo hasta convertir a estos aparatos en algo plenamente accesible desde la perspectiva económica.

Si te ha gustado este artículo de miescapedigital.com activa las notificaciones y únete a nuestro canal de Telegramsiguenos en Twitter , instagram  y suscríbete   en Youtube.

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *