La nueva tendencia para este 2020 será adaptar el estilo de vida según el microbioma

La obesidad

Últimamente existe una mayor conciencia sobre los alimentos que ingerimos y su influencia en nuestra salud ¿Cómo se originó esto? Según algunas investigaciones, el aumento del sobrepeso y la obesidad son un problema que afecta a la población mundial.

Según un estudio del Imperial College de Londres que analizó el peso de más de 112 millones de personas de 200 países del mundo entre 1985 y 2016, manifestó que la población mundial ha engordado entre 5 y 6 kilos por personas en los últimos 31 años.

En los países de América Latina existe un mayor crecimiento de obesidad. Por ejemplo, Argentina, Uruguay y Chile se sitúan en lo más alto del ranking respecto a porcentaje de obesos. En el caso de la mujeres, el mayor porcentaje se encuentra en República Dominicana y México.

La epidemia de obesidad es consecuencia de la mala alimentación, los productos procesados y el estilo de vida sedentario, cuya consecuencias van desde cáncer o diabetes, a enfermedades respiratorias crónicas y problemas cardiovasculares de todo tipo.

Adaptar el estilo de vida según el microbioma

La problemática mencionada anteriormente ha originado que se desarrolle nuevas tendencias de consumo que incurren en una dieta equilibrada para mejorar nuestro estado nutricional. Y el movimiento para este año será adaptar el estilo de vida según el microbioma.

Según los expertos de Alof Health Boutique de Barcelona, la microbiota intestinal ayuda a entender mejor la relación entre su equilibrio y la salud del sistema inmune, endocrino, cardiovascular, metabólico y psico-emocional. Por ello, existe más consciencia sobre esta relación y es una característica cada vez más reconocida por la comunidad médica.

En ese contexto, la tendencia explica que lo que comemos tiene un impacto en la microbiota de nuestro sistema digestivo. Por ejemplo, los alimentos ultra procesados afectan nuestro entorno intestinal e incrementa el riesgo de enfermedades. Otro ejemplo son los componentes de los antibióticos, por una parte, pueden curarnos, pero también pueden cambiar nuestra microbiota. 

Por esta razón, la sugerencia para un intestino saludable y un mejor estado anímico es llevar una dieta equilibrada que potencien su sistema inmunológico. Por ejemplo, frutas y verduras, alimentos sin aditivos o azúcares añadidos; fibra y legumbres, productos ricos en probióticos (yogur). Los mariscos y el consumo reducido de carne roja.

En el caso de los deportistas, mantener una dieta balanceada y el consumo de suplementación, siempre y cuando les permite un equilibrio en el sistema inmunológico. Entre las cuales destacan las proteínas, el hierro, la creatina, etc.

En las proteínas, el suero de leche o proteína whey mejora el sistema inmunológico y posee propiedades antioxidantes. Los suplementos de hierro ayudan al atleta a mejorar sus reservas. Mientras que la creatina tiene la capacidad de combatir el daño celular y la inflamación por las exigencias físicas.

Sin embargo, especialistas detallan que los mismos alimentos pueden tener un efecto contrario en diferentes individuos, porque cada persona tiene una combinación de microorganismos única.

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *