Tecnología VR y AR ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Si, a principios de siglo, alguien hubiera dicho que en 20 años la tecnología crecería lo suficiente como para tener móviles con pantallas táctiles enormes, lentes con sonido o la combinación de ambos, nadie hubiese creído en ello.

No obstante, actualmente muchas empresas están aprovechando el potencial de las tecnologías VR y AR para ofrecer mejores y llamativos productos, como los juegos de bingo, de acción o pelea.

Para conocer más acerca de estas, te invitamos a continuar leyendo, ya que te mostraremos qué son y cómo funcionan estas tecnologías.

¿Qué es el VR?

VR son las siglas de Virtual Reality, o en español, realidad virtual. Esta tecnología se caracteriza por meter a las personas en el papel del personaje principal, lo que les permite ver y escuchar tal como si estuviesen en su lugar.

Cabe mencionar que la realidad virtual que conocemos ahora no se compara en nada con las primeras versiones de hace unas décadas.

En los 60s se creó la primera versión de VR y en los 80s salió una segunda, que fue diseñada por VPL Research (compañía que popularizó el término «realidad virtual»). En ese entonces, los dispositivos de VR consistían en un sensor de movimiento y un guante, tal como los que conocemos hoy en día.

Esta tecnología VR quedó en el olvido, hasta que en el 2012 un grupo de emprendedores crearon Oculus, que es la base de la mayoría de los equipos disponibles en la actualidad.

La idea principal de esta nueva versión de VR era aplicarla a los videojuegos; algo que vienen haciendo los casinos online para brindar una experiencia más real a los jugadores.

Sin embargo, a esta tecnología se les está dando otras aplicaciones, como recorridos virtuales por proyectos de construcción y simulación de cirugías.

Funcionamiento del VR

La tecnología de realidad virtual funciona gracias a la posibilidad de aislar a las personas (a través de una pantalla y audífonos) del espacio en el que se encuentran.

Gracias a la percepción de sonido, vista e incluso el sentido del equilibrio, las personas se sienten dentro de una realidad diferente a la suya.

¿Qué es AR?

Por otro lado, tenemos la AR, que en español significa realidad aumentada. A diferencia de la VR, esta tecnología no introduce a la persona dentro de una realidad, sino que muestra elementos virtuales en el espacio físico en el que se encuentra.

Esto lo logra a través de software y un hardware que le permite a la persona visualizar objetos que no existen.

La realidad aumentada no es algo nuevo. De hecho, los primeros modelos de esta tecnología surgieron en la década de los 90s.

Pero no fue hasta los 2000s cuando la realidad aumentada tuvo mayor impacto, ya que, por primera vez, se pudo apreciar un partido de fútbol con los logotipos de los equipos en el césped, colocados de forma digital.

En el 2010, Microsoft sacó a la luz el Kinect, un dispositivo que permitía, a través de una cámara, controlar la consola por medio de movimientos.

Sin embargo, uno de los mejores ejemplos de esta tecnología fue Pokémon GO, un videojuego que se hizo muy popular al permitir «capturar» monstruos digitales en un entorno real.

Funcionamiento del AR

La realidad virtual funciona gracias a un software que se encarga de crear los elementos ficticios, como también hardware para visualizar estos (tales como cámaras, pantallas y lentes). Dependiendo del tipo de AR, se pueden llevar a cabo ciertas acciones específicas.

Por ejemplo, Pokémon GO muestra animaciones a través del móvil que parecen estar en el espacio real, ya hace uso de la cámara de los teléfonos.

De igual forma, los lentes de Google permiten unir el mundo real con objetos creados de forma digital, puesto que son mostrados en el mismo cristal del lente.

La tecnología más reciente de este tipo es el Hololens de Microsoft, un lente de realidad mixta (una mezcla entre VR y AR) que incluye imagen y audio, pero con la posibilidad de ver lo que pasa en el mundo real. Se trata de una solución pensada para uso industrial, aunque podría tener otras aplicaciones.

En resumen, la realidad virtual y la realidad aumentadavan de la mano, pero son tecnologías diferentes.

Cabe mencionar que el VR es más asequible y tiene muchas aplicaciones en el mundo de los videojuegos, mientras que el AR no tanto.

Sin embargo, estas tecnologías no son excluyentes, sino que es posible combinarlas para obtener una mejor experiencia.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta