Xellence X by Kygo: Auriculares con cancelación activa de ruido

La marca X by Kygo, una firma que tiene nuevos auriculares in ear en el mercado, auriculares que hemos probado. Se trata de los Xellence, un modelo que destaca de entrada por su diseño, muy cuidado, ejemplo de un minimalismo que se presenta ya en la envoltura que ofrecen cuando llega a nuestras manos la caja que los protege. Pero una vez abiertos, ¿cómo suenan? ¿qué tal se comportan? ¿es efectiva la cancelación activa de sonido? En esta review vamos a intentar aclarar todas las dudas.

Xellence X by Kygo: Auriculares con cancelación activa de ruido

Características Xellence X by Kygo

CARACTERÍSTICASX BY KYGO XELLENCE
Tamaño driver10 milímetros
Impedancia32 Ω
Frecuencia20Hz-20kHz
Sensibilidad97db (+-3 dB)
ConectividadBluetooth 5.0 compatible con A2DP/ AVRCP/ HSP /HFP
CompatibilidadApp para iOS y Android
CódecsCompatibles con AAC y aptX
Autonomía10 horas (8 con BT y ANC y LED apagado) y 30 horas si se hace uso del estuche
Conexión estuche de cargaUSB Tipo C
ExtrasControl táctil, sensor de proximidad
Resistencia al aguaDe tipo IPX5, no son sumergibles
Batería auriculares85 mAh
Batería estuche750 mAh
Tiempo de carga completa2 horas
Alcance conexión10 metros
Carga rápida15 minutos ofrecen dos horas de uso
DImensiones68 x 42 x 28,5 milímetros
Peso63 gramos
Precio199 euros

Estamos ante un modelo de tipo in ear, con las limitaciones que eso conlleva. No obstante la marca se las ha ingeniado para meter dos altavoces (uno por auricular) de 10 milímetros que ofrecen una impedancia de 32 Ω y una respuesta en frecuencia que se sitúa en lo habitual, esto es entre los 20Hz y los 20kHz, así como una sensibilidad de 97db (+-3 dB).

De este modelo destacan dos aspectos, como es la compatibilidad que ofrecen con el asistente personal del móvil, ya sea Siri o Google Assistant y el control por gestos/toques, algo que veremos con detalle más adelante. Además, cuentan con protección IPX5, lo que los hace resistentes a las salpicaduras de agua y al sudor, pero ojo, no son sumergibles.

Los X by Kygo Xellence son compatibles con teléfonos basados en iOS y Android, debiendo descargar la app correspondiente para poder configurar y usar los auriculares. Compatibles con Bluetooth 5.0, aportan la posibilidad de usar el códec AAC y aptX.

Con una batería de 85 mAh en los auriculares y de 750 mAh en el estuche de carga, el fabricante asegura una autonomía de hasta 10 horas con una carga y de 30 horas si sumamos la que puede ofrecer la base de carga (el tiempo varía en función de las funciones activadas). Esta se conecta a la red eléctrica por medio de un USB Tipo C y no posee carga inalámbrica.

Y una vez vistas las especificaciones, entro en materia para conocer qué tienen que aportar estos auriculares de X by Kygo, lo bueno y lo no tan bueno, si es que lo tienen, en un mercado tan competidor como el que afrontan

Diseño

Vamos a retomar el tema relativo al diseño del que ya dimos algunas pinceladas al comienzo del artículo. Los Xellence son un producto con un muy buen acabado, en sintonía con otros auriculares de gama media-alta del mercado. Con una caja en la que llama la atención el uso de un color negro y una simbología en blanco, los Xellence continúan con esta línea.

En cuanto sacamos de su envoltorio el estuche de carga y los auriculares, la primera impresión es de estar ante un producto bien rematado y eso a pesar de que la marca ha optado por el plástico: hasta las zonas cromadas optan por este tipo de material.

Y este hecho, el adoptar plástico, no es una mala opción, pues ofrece un producto más liviano que si usamos metal y al mismo tiempo lo hace más resistente frente a golpes, ya sean los auriculares en sí o el estuche. Además, al ser un plástico de tipo mate, en color negro en este caso, no vamos a toparnos con las siempre molestas huellas.

En la mano, tanto los auriculares como el estuche responden bien a la hora de conjugar su uso. La tapa de la caja que hace de base de carga no ofrece holguras y los auriculares encajan perfectamente cuando los introducimos para cargarlos.

Con una superficie que permite el control táctil (por toques), añaden además en la zona trasera un botón que denominan AVC con el que podemos encender los auriculares de forma manual (también se encienden solos al sacarlos del estuche) siempre que no hayamos borrado los registros de emparejamiento.

El estuche de carga ofrece un indicador LED en el frontal que nos informa del nivel de la batería. Si es bajo, el indicador LED parpadea en rojo lentamente, mientras que pasan a permanecer fijos en rojo durante la carga mostrando el nivel de la batería. Cuando se completa, todos se mantienen en rojo.

Experiencia de uso

Antes de entrar en materia comentar, que para poder explotar todo el potencial de estos auriculares, hemos de descargar e instalar en el móvil la aplicación X by Kygo, la cual se puede descargar desde la App Store para iOS o desde Google Play si usamos un teléfono basado en Android.

Xellence

Dicho esto, veamos como se comportan los Xellence tras un proceso de configuración que primero requiere emparejarlos por medio de la aplicación. En este caso, no vamos a toparnos con problema alguno, pues la app nos guía paso a paso en todo momento.

He de decir, que es uno de los modelos cuyo emparejamiento me ha resultado más sencillo, sin esos molestos resultados de error en la búsqueda de Bluetooth que sí que me han ocasionado otras marcas. Un proceso que casi termina al asociar el auricular, puesto que luego hay más opciones que probar.

Ya le hemos dado el nombre a los auriculares. Importante, pues al contar con conexión Bluetooth 5.0, podemos conectarlos con dos dispositivos de forma simultánea.

El menú de la aplicación X by Kygo, una vez emparejados, es muy sencillo. Pocas opciones pero todas muy claras. Un apartado con un slider para activar el refuerzo de los bajos, que estos suenen más contundentes. Y bajo el mismo un control para activar el sistema de cancelación de ruido (“Active Noise Control”) y el sistema de modo ambiente (“Ambiente Mode”), un poco más abajo. De entrada y como era de esperar, ambos son incompatibles. Activar uno supone desactivar el otro.

El sistema de cancelación de ruido funciona realmente bien, a no ser que hagas la prueba en medio de una avenida con un tráfico intenso. En el uso normal, caminando por la calle o intentando aislarte en casa, he notado que sí que cumple su objetivo y la música que escucho va libre de interrupciones externas.

Para esos momentos en los que deseamos conocer qué pasa alrededor debemos activar el “Modo Ambiente”, ese que nos permite escuchar si alguien nos llama o algo requiere nuestra atención. Ambos modos podemos activarlos desde la app, pero no sería útil tener que sacar el móvil. Por eso podemos pasar de uno a otro pulsando tres veces seguidas el auricular izquierdo o el derecho.

Bajo ambas opciones, un botón para activar la iluminación en la mini cúpula del auricular. El símbolo con forma de “+” o de “X”, se ilumina en blanco, dando un aspecto realmente llamativo. Igualmente podemos activar y desactivar el sensor de proximidad que es el que hace que los auriculares corten de forma automática la reproducción al quitarlos de la oreja. Pero la opción que más interés puede despertar es la última. Un sistema para analizar nuestro oído y adaptar el sonido en consecuencia.

En cuanto al uso, los auriculares son cómodos de usar, no aprietan el pabellón auditivo, aunque en este caso depende de la fisionomía de cada oído. En mi caso particular, tuve que cambiar la almohadilla por otra de mayor tamaño, pues la que viene ya colocada no me provocaba confianza y la impresión era que el auricular se iba a desprender de mi oído si aumentaba mi actividad física.

En la aplicación echo en falta algún añadido. No habría estado mal el contar con un ecualizador que nos permita ajustar el audio a nuestro gusto y sobre todo de un sistema que permita conocer el nivel de carga del estuche. Este sólo podemos conocerlo por la fila de LED de color rojo que aparecen en el mismo.

Uno de los puntos negativos viene por el control por gestos/toques. El auricular derecho y el izquierdo permiten activar la cancelación de ruido o el modo ambiente con tres toques, mientras que con dos toques pausamos e iniciamos la reproducción (también en ambos auriculares). Si dejamos pulsado el auricular derecho tres segundos avanzamos a la pista siguiente y si hacemos lo mismo en el izquierdo volvemos al inicio de la canción que escuchamos. Es cuestión de hacerse con los controles.

 Calidad de sonido

Llega la hora de valorar la calidad de sonido y para las pruebas he optado por usar música “enlatada” en mi dispositivo, pero sobre todo plataformas de audio en streaming. He alternado Spotify con pistas a 320 Kbps y también he usado Tidal y pistas en calidad Hi-Fi y Master o Amazon Music HD, con canciones en HD y Ultra HD.

Autonomía

La autonomía, ese punto que a muchos saca los colores, pasa con buena nota por los Xellence. Con una carga completa el fabricante afirma que ofrecen diez horas de uso, tiempo que baja a las ocho horas si hacemos uso de la cancelación de ruido y el LED apagado. ¿Las cumple? En las pruebas, con cancelación de ruido y LED encendido, sí, es más “molón”, he sacado casi siete horas y media, muy cerca de la cifra que da la marca. Prescindiendo del modo ANC las horas crecen y he superado ligeramente las nueve.

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *