Consejos para tomar clases de Python online o a domicilio

En la actualidad podemos acceder a clases virtuales en tiempo real o acceder al profesor ideal a tu nivel y desde la plataforma de superprof.mx las personas pueden encontrar al profesor de su preferencia según tus necesidades. Supongamos que ya ha elegido aprender Python, puedes acceder a cursos de python Superprof ya sea virtual o a domicilio, con la ventaja que puedes elegir el profesor según el nivel en que te encuentres.

A continuación algunos concejos para tomar clases de Python online o a domicilio

Asegúrate de estar cómodo

¿Puedes sentarte frente a tu computadora durante horas sin desarrollar un dolor de espalda? ¿Puedes prevenir el dolor de manos o muñecas manteniendo los brazos paralelos a la mesa? ¿Estás usando ropa que permanecerá cómoda durante todo el día?

¿Qué pasa con la comida y las bebidas? El hambre y la sed pueden dificultar la concentración, así que asegúrate de comer un buen desayuno y tener algo de comida lista para el almuerzo. No tener nada para comer o tratar de preparar o pedir comida a mitad de clase nunca es una buena situación.

Minimice las distracciones

Debe explicar a los demás miembros de su hogar que asistirá a una clase virtual. Deben minimizar las distracciones a tu alrededor, no encender el televisor o reproducir música en la misma habitación en la que estás, o distraerte durante la clase.

Su teléfono debe configurarse en silencio o incluso dejarse en otra habitación. Considere también desinstalar cualquier videojuego que consuma mucho tiempo, apagar sus cuentas de redes sociales hasta que termine la clase y asegurarse de que sus amigos entiendan la importancia de lo que está haciendo.

Consigue la tecnología adecuada

Un buen juego de auriculares o audífonos es imprescindible. Del mismo modo, desea obtener un micrófono decente y configurarlo en pulsar para hablar. La mayoría de las conexiones a Internet en la actualidad son lo suficientemente rápidas como para permitir videollamadas ininterrumpidas, pero aún debe probar su conexión de antemano.

Usa un planificador

Los profesores que imparten cursos en línea o a domicilio proporcionan planes de estudio para guiar al estudiante a través de actividades y tareas. Al leer el plan de estudios con anticipación y anotar lecturas, proyectos y exámenes relevantes en un planificador, los estudiantes pueden planificar el semestre completo de manera efectiva.

El estudiante deben consultar sus planificadores regularmente, viendo los próximos plazos por semestre, mes, semana y día. Algunos estudiantes prefieren agendas, aplicaciones o calendarios digitales, mientras que otros usan versiones en papel. El estudiante debe encontrar un método que funcione para ellos para que puedan planificar qué estudiar y cuándo. Incluso el profesor más organizado puede terminar cambiando algunas lecturas o alterando fechas; el participante del curso deben revisar sus planificadores diariamente y hacer los cambios necesarios.

Establecer una rutina diaria

Establecer una rutina regular puede ayudar al estudiante a administrar su tiempo de manera efectiva. Los estudiantes deben considerar planificar una rutina y probarla durante una semana, haciendo cambios cuando sea necesario. Para establecer una rutina, considere despertarse a la misma hora todos los días de trabajo e incluya descansos, comidas y ejercicio en la planificación de una rutina diaria. Evitando las reuniones cara a cara requeridas, los estudiantes a distancia también deben establecer una hora de finalización de sus estudios siempre que sea posible.

Tomar descansos

Mientras que algunos estudiantes tienen dificultades para completar sus tareas, a otros les resulta difícil dejar de trabajar. Ambos tipos de estudiantes se benefician al programar descansos en su rutina diaria. Detenerse a comer, por ejemplo, puede ayudar a despejar la mente y garantizar una mejor productividad para el resto del período de trabajo.

Necesario para las personas que pasan mucho tiempo sentadas durante el día, los descansos para hacer ejercicio también ayudan a mejorar la concentración mental. Al trabajar en sprints, los estudiantes pueden asegurarse de tomar descansos frecuentes, lo que amplía su capacidad de concentración y cuidado de sus cuerpos a través de buenas prácticas ergonómicas. Para trabajar en sprints, los estudiantes deben configurar un temporizador para una cantidad de tiempo específica, que puede variar según el individuo y la tarea. Por ejemplo, un sprint de lectura de 20 minutos seguido de un descanso de estiramiento de cinco minutos podría funcionar como un buen calentamiento para el día.

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta