Rounders, la película que cambió el mundo del póker

Matt Damon perdió 250 millones de dólares por rechazar protagonizar la película ‘Avatar’, un papel que acabó encarnando Sam Worthington. Según ha confesado el actor durante una entrevista a la revista GQ , el director James Cameron le ofreció el papel protagonista del filme y le prometió un 10% de la recaudación de taquilla. Tras su estreno en 2009, Avatar se convirtió en la película más taquillera de la historia (puesto que ahora ocupa V engadores: Endgame ), recaudando casi 2.800 millones de dólares en todo el mundo. En aquel momento, Damon estaba inmerso en su papel de agente Jason Bourne de la saga de Bourne, por lo que rechazó el proyecto cinematográfico.

Una decisión laboral de la que no está arrepentida como cabría esperar, al menos desde el punto de vista económico, ya que sí reconoce que perdió la oportunidad de trabajar con un director de la talla de Cameron. Los actores toman sus decisiones de aceptar o rechazar papeles completamente a ciegas, ya que no se puede saber el éxito o el fracaso de una película en la taquilla. Quizás, rechazar el papel protagonista en Avatar no fue la decisión laboral más acertada en la trayectoria profesional de Matt Damon . Sin embargo, el actor nacido en la ciudad de Cambridge cuenta con una trayectoria destacable en el mundo cinematográfico . Entre su amplia filmografía se encuentra una de las mejores, por no decir la mejor, película de póker de la historia: Rounders .

El pasado mes de septiembre se cumplió 21 años del estreno de Rounders , la película que cambió el mundo del póker. El filme dirigido por John Dahl sigue siendo una película de culto para cualquier aficionado al popular juego de cartas. Un fenómeno cinematográfico protagonizado por Matt Damon y Edward Norton, que también cuenta con la participación de John Malkovich, que fue un éxito auténtico en taquilla fundamentándose en la flexibilidad del Texas Hold’em. Por primera vez en la historia, Hollywood ponía su foco en la mesa de juego, donde las cámaras reconocían los naipes y trasladaban al espectador a una situación más real . Además, la película esclareció que la habilidad es fundamental para convertirse en un buen jugador de póker, por este motivo siempre ganan los mismos.  

Sinopsis de Rounders

Damon interpreta a Mike McDermott, un estudiante universitario de Derecho con una habilidad especial para jugar al póker, cuyo sueño es ganar las World Series of Poker (WSOP). En una partida clandestina de Texas Hold’em organizada por el mafioso ruso Teddy “KBG” (John Malkovich), Mike pierde todo su presupuesto de 30.000 dólares en una sola mano. En ese momento, le promete a su novia y compañera de estudios que dejaría los juegos de cartas para concentrarse en la facultad de derecho. De hecho, su mentor Joey Knish (John Turturro) ofrece una reconstrucción de su presupuesto, pero Mike rechaza la propuesta de aceptar un trabajo parcial para llegar al fin del mes. Tras varios meses centrado en su nuevo trabajo y siendo fiel a su promesa,su vida da un cambio radical cuando su amigo de la infancia Lester “Gusano” Murphy (Edward Norton), venta de la cárcel .

Gusano es un estafador que sigue teniendo una importante deuda económica con un peligroso delincuente de la ciudad. Por este motivo, Mike, que es un jugador honesto, comienza a organizar partidas de póker en toda la ciudad para ayudar a su amigo a pagar su deuda. De esta forma, el joven estudiante se enfrentará a algunos de los mayores mafiosos de la ciudad, entre ellos Teddy KGB (John Malkovich). Más allá de la ficción, esta película puede ser el reflejo de cualquier joven aficionado al póker con cierta habilidad en el Texas Hold’em, por lo que podría ser una gran revolución en el concepto tradicional de jugador de póker . Todos estos elementos causaron el auge del juego de cartas en Estados Unidos, además de acompañar al florecimiento del póker en línea en el país.

Una secuela que nunca llegó

La película protagonizada por Matt Damon marcó un antes y un después en la historia del póker. Aunque muchos expertos atribuyen el auge del juego de cartas a la inesperada victoria de Chris Moneymaker en el Main Event de las World Series of Poker (WSOP), celebradas en la ciudad de Las Vegas en el año 2003, Rounders fue uno de los anteriores que generaron esa expectación durante el conjunto de torneos de póker en vivo más prestigioso del mundo . De hecho, el filme de culto dirigido por John Dahl se estrenó antes de la implantación de las cámaras para descubrir las cartas de los jugadores profesionales en las mesas de los torneos de póker.  

A pesar de su éxito, especialmente entre los jugadores de póker, la película Rounders nunca ha tenido una segunda parte. Hace un par de años, Matt Damon acabó con todas las ilusiones de ver una secuela de la mejor película de póker de todos los tiempos. El actor estadounidense considera que la industria del cine está interesada en persecuciones de coches o superhéroes , ya que son los filmes más taquilleros . De esta forma, hoy en día no existe un mercado donde encaje una producción en la que se describe a personajes complejos del mundo clandestino del juego de cartas. Una situación que provoca que los espectadores nunca separen qué tal le fue a Mike en el Main Event de las WSOP.

Las declaraciones de Matt Damon contrastan con las de los guionistas Brian Koppelman y David Levien, quienes a principios de la década reconocieron que siguieron en contacto con el actor nacido en Cambridge y Edward Norton, ya que la secuela de Rounders estaba en camino. Por su parte, el productor cinematográfico Harvey Weinstein tampoco descartó la segunda parte, aunque reconoció que él nunca hace secuelas. De hecho, hace apenas seis años se filtró que la película transcurría en París y contaría con Robert De Niro como villano , en sustitución de John Malkovich. Sin embargo, los años van pasando y todo apuntando a la secuela que modernizó el mundo del póker nunca será la luz.

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *