Sillas Gaming vs Sillas de Escritorio – 7 Diferencias

Es normal que al jugar las horas pasen volando y no te des cuenta de cuánto tiempo llevas en la misma posición. Por esta razón, las sillas gamer son tu mejor aliado cuando de jugar se trata.

El único inconveniente en este caso suele ser el precio. Para una silla gamer propia puedes fácilmente gastar más de los 200 euros.

Y claro, por eso nos preguntamos, ¿qué diferencia realmente existe entre una silla gamer y una silla de oficina típica?

¿Qué pasa cuando evaluamos ambos tipos de sillas de acuerdo a las características más buscadas?

Comparativa de silla gaming vs silla de escritorio

Para poder entrar en materia sobre cada tipo de silla fue necesario una evaluación individual que nos permitiera ver los puntos positivos y negativos de cada uno, incluyendo un veredicto final de acuerdo a la información expuesta, no obstante, para llegar a una conclusión final (y definitiva) de cuál es la mejor opción para ti.

A continuación, evaluaremos cada característica que debe tener una silla ideal y ver cuál de las dos opciones (la silla de escritorio o la silla gaming) cumple con lo solicitado.

1.  Comodidad

Para poder hablar de cuál silla es mejor en cuanto a la comodidad que ofrecen, es necesario hablar del período de tiempo en el que se estará sentado.

Si se requiere estar sentado por un período de tiempo corto, las sillas de escritorio son las ideales, puesto que ofrecen la comodidad necesaria para realizar cualquier tarea. Por ese motivo son las opciones perfectas para las bibliotecas, cibercafés o incluso salas de reuniones.

Pero si es por un período de tiempo largo, las sillas gaming son la mejor opción para usuarios que requieren pasar más de 8 horas al día sentados. Estas sillas no causan molestias y se adaptan a las necesidades del usuario.

  • Ganador: ambas, puesto que dependerá del tiempo que pases sentado.

2.  Productividad

¿Cuál silla es ideal para hacer que tu productividad aumente? En un artículo hablamos sobre las sillas gaming ideales para estudiar, y ahí hablamos un poco de porqué es necesario contar con una silla ergonómica para estudiar.

En este caso, las sillas con ergonomía son las ideales para lograr una postura correcta al sentarse, hecho que puede promover un buen estado de ánimo, mayor vitalidad y hasta incrementar tus niveles de enfoque y concentración.

Y para ello la opción ideal es una silla de escritorio con inclinación sincronizada, es decir, que tanto el respaldo como los reposabrazos y otros componentes se ajusten a la inclinación que requiere tu cuerpo para desempeñar la tarea. Lo malo: las sillas de escritorio con inclinación sincronizada pueden llegar a ser muy costosas.

  • Ganador: las sillas gaming, sin duda, puesto que ofrecen inclinación a un menor costo.

3.  Ergonomía

La capacidad de adaptarse al entorno del usuario es una virtud que muy pocas sillas pueden alcanzar. Es más, en la última década la ergonomía se convirtió en el pilar de las sillas gaming, sin embargo, marcas como Herman Miller o Steelcase han logrado posicionarse como una de las mejores opciones en cuanto a ergonomía con sus sillas de escritorio para oficinas.

Las características que debe tener una silla para ser considerada ergonómica son:

  • respaldo reclinable
  • reposabrazos reclinables
  • ajuste lumbar (incluso en las posiciones inclinadas)
  • y altura ajustable.

Por lo general, las sillas de oficina tradicionales tienen un respaldo y reposabrazos fijo, lo que significa que no son ergonómicas. En cambio, las sillas gaming cuentan con múltiples opciones de ajuste que te permiten tener una postura correcta y saludable.

Por otro lado, con la silla gaming puedes estar sentado con el respaldo inclinado y los reposabrazos alineados a la inclinación –y ni hablar los cojines de apoyo para la espalda baja. Profundicemos un poco al respecto:

4.  Ergonomía de los respaldos

El respaldo de una silla de escritorio convencional no está diseñado para adaptarse a la curvatura natural del cuerpo, lo que implica que, si tienes dolor de espalda o una mala postura al sentarse, luego de unas horas de estar sentados recurrirás a sentarte mal o encorvarte.

En cambio, si estás sentado(a) sobre una silla gaming, no tendrás que preocuparte por el cansancio natural que siente el cuerpo luego de pasar muchas horas sentado, porque esta tiene muchas opciones para ti, ya sea ajustando los cojines de acuerdo al soporte que necesites en este momento, inclinando un poco el respaldo para ver una película o incluso inclinar totalmente el cuerpo hasta lograr una postura de descanso. Todo esto acompañado de opciones de ajuste que harán que la silla se alinea a la perfección a la inclinación del respaldo.

5.  Ergonomía de los reposabrazos

Una de las características de las sillas de escritorio normales es que sus reposabrazos son fijos, es decir, no se pueden ajustar en ningún ángulo posible. Entonces, ¿cuál es el problema que los reposabrazos sean fijos? Que al no alinearse con las necesidades del usuario (en especial si éste está usando la silla con el respaldo inclinado) es que la columna vertebral termina soportando todo el peso de los brazos, algo que no debería ser así.

Un estudio reveló que el peso promedio de cada brazo de un adulto es de 12 libras (5,4 kilos), lo que significa que, al usar una silla con reposabrazos fijo, la espalda estaría cargando 22 libras (10 kilos).

En el caso de las sillas gaming, estas por defecto vienen con reposabrazos ajustables, ya sea que quieras ajustar la altura en caso de que el escritorio sea más alto y no quieras cargar con el peso extra de tus brazos, por nombrar un ejemplo.

Entonces imagina que estás jugando una partida de tu juego favorito con un reposabrazos fijo: tu espalda tendría que lidiar con el peso de tus brazos más la tensión que se acumulará en tus músculos por la adrenalina. En cambio, con una silla gaming podrás realizar cualquier actividad sabiendo que el peso de tus brazos no afectará tu columna y cuello, y que, además, no sufrirás ningún tipo de dolencia en las muñecas al escribir o usar el ratón.

6.  Ergonomía del asiento

La ergonomía de los asientos es algo que siempre ha sido motivo de debate: algunos afirman que los asientos deberían tener una especie de ergonomía para mayor confort y otros concluyen que no hay una posición de asiento perfecta. Entonces, ¿a qué nos referimos con «ergonomía del asiento»?

Se refiere más que todo a un asiento con la función de inclinación alineada, es decir, un mecanismo de inclinación que está en sincronía con la inclinación del respaldo. Claro, hay que destacar que hay modelos que incluyen esta tecnología independiente del respaldo, de modo que puedas inclinar el asiento sin importar que el respaldo se encuentre normal o inclinado.

  • Ganador: la silla gaming, por mucho, es la mejor opción en cuanto a ergonomía. La mayoría de los modelos que puedes encontrar en el mercado incluyen asientos ajustables, respaldos con diferentes ángulos de inclinación, apoyabrazos reclinables y hasta una estructura curveada que se adapta a cada curva del cuerpo.

Si eres un jugador profesional de videojuegos o debes pasar muchas horas al día trabajando frente a un ordenador, utilizar una silla gaming te dará garantía de estar cómodo en todo momento, sin necesidad de sufrir dolores o incluso someter a tu cuerpo a un estrés innecesario por intentar mantener una postura correcta por muchas horas.

7.  Precio

En cuanto a cuál de las dos sillas ofrece un mejor precio, esto depende de la marca y las especificaciones del modelo.

  • Sillas de oficina

Por lo general, las sillas de oficina más vendidas en la actualidad se pueden obtener por menos de 150 €. Estas pueden ser de gama baja o media, dependiendo de los materiales y sus características. Además, pueden venir acompañadas con una garantía de 30 días a 6 meses.

  • Sillas gaming

En efecto, las sillas gaming sí son más costosas que las sillas de escritorio tradicional. Los modelos más económicos, de gama baja, pueden llegar a costar entre 100 € a 200 €, con una garantía de 1 año como mínimo. Los modelos más avanzados, comprendidos en gama alta, pueden costar entre 300€ a 500 €, y en el caso de las garantías, éstas pueden iniciar desde 2 hasta 5 años.

  • Ganador: en ocasiones lo barato sale caro, por ello, las sillas gaming son las ganadoras.

Además, otro factor que debes tomar en cuenta es la garantía de las sillas: las sillas de escritorio tradicional, por más económicas que sean, tienen garantías de uno a seis meses, en cambio las sillas gaming profesionales pueden tener garantía del parte del fabricante por unos dos a cinco años. Esto, sin duda, es un aspecto bastante importante, en especial si quieres realizar una devolución o si encuentras una falla en la silla.

Conclusión

Después de todo, las sillas gamer se llevan el premio de esta comparativa.  Al pasar horas jugando, estudiando o trabajando, lo mejor posible es contar con una buena ergonomía sentado y esto es lo que hace las sillas gaming mejor que las sillas de escritorio convencionales.

Con una silla gamer puedes despreocuparte de cualquier problema con tu espalda, ya que están diseñadas con una ergonómica forma que aliviará tu espalda y te permitirá jugar sin parar por horas.

FV

FV

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *